Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Imagen de archivo de médicos investigando en un hospital de Canadá / EP

Esta es la misteriosa enfermedad cerebral que desconcierta a los médicos

Los síntomas de este nuevo y desconocido trastorno son parecidos a los de Creutzfeldt-Jakob, una rara condición fatal que ataca el cerebro

3 min

Los médicos de Canadá no dan crédito con la nueva enfermedad que se está desarrollando en el país. Se trata de una variante del trastorno de Creutzfeldt-Jakob, una rara condición fatal que ataca el cerebro. Algunos de los síntomas son falta de memoria, cambios de comportamiento y dificultades de coordinación.

El neurólogo del Centro Hospitalario Universitario, Dr. Georges-L-Dumont, asegura que los médicos se encontraron por primera vez con la desconcertante enfermedad en 2015. En ese momento, era solamente un "caso aislado y atípico". Sin embargo, desde entonces ha habido más pacientes como el primero.

Se expanden los casos

Una cantidad suficiente, 48 casos en el país, como para que ahora los médicos hayan podido identificar al grupo como pacientes de una afección diferente, un síndrome "no visto antes". No obstante, no descartan que sea un fenómeno más amplio que se encuentre fuera de la región. 

El Dr. Alier Marrero, también especializado en este ámbito, asegura que los síntomas son amplios y pueden variar entre los pacientes. "Al principio, puede haber cambios de comportamiento como ansiedad, depresión e irritabilidad, junto con dolor inexplicable, dolores musculares y espasmos en personas previamente sanas", explica.

Síntomas amplios y variados

"Es bastante perturbador porque, por ejemplo, un paciente le decía a su esposa: 'Lo siento, señora, no puede meterse en la cama, soy un hombre casado' e incluso si la esposa le decía su nombre, él respondía: 'Usted no es la verdadera'", confiesa el Dr. Marrero.

Otros síntomas son dificultades para dormir (insomnio severo o hipersomnia), problemas de memoria, deficiencias del lenguaje que avanzan rápidamente, rápida pérdida de peso y atrofia muscular, así como alteraciones visuales y problemas de coordinación y espasmos musculares involuntarios.

¿Tratamiento?

Lamentablemente, no existe ningún tratamiento para esta afección, más allá de ayudar a aliviar el malestar de algunos de los síntomas. Por ahora, la teoría es que la enfermedad es adquirida, no genética. "Nuestra primera idea es que hay un elemento tóxico adquirido en el entorno de este paciente que desencadena los cambios degenerativos", asevera el doctor.

Otra teoría es la exposición crónica a lo que se conoce como una "excitotoxina" como el ácido domoico, que estuvo vinculado a un incidente de intoxicación alimentaria en 1987 por mejillones contaminados de la provincia cercana de la isla del Príncipe Eduardo. Los expertos, sin embargo, advierten de que la lista actual de teorías sobre esta rara enfermedad "no está completa todavía".