Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
El icónico castillo de los Parques de Disney / Stinne24 EN PIXABAY

Disney pierde 3.500 millones de dólares con sus parques durante la pandemia

Los recintos de atracciones de la compañía han supuesto un gran lastre durante el confinamiento para las cuentas de la empresa

Noelia Hontoria
6 min

En un mundo mágico como el de Disney también hace falta dinero para sobrevivir. Y en tiempos de covid parece que las cuentas no le salen a la gran factoría de los sueños. Disney ha reportado unas pérdidas de 3.500 millones de dólares solo con el cierre de sus parques durante la pandemia. La sonrisa de Mickey se mantiene gracias a Disney+, su servicio de streaming estrenado en Estados Unidos a finales de 2019 y que precisamente llegó a España con el confinamiento recién empezado.

También se encuentran parados los rodajes de sus próximas películas y series, por el mismo motivo por el que cerraron sus parques. Ahora, Disney reabre sus instalaciones después de despedir a más de 100.000 empleados, y lo hace con nuevas ideas y protocolos adaptados a la pandemia que sigue activa. Las previsiones no son demasiado alentadoras y los rebrotes tampoco ayudan, pero las cabezas pensantes de Disney ya ofrecen algunas soluciones para no repetir el fracaso económico del cierre de sus parques.

Un 42% menos de facturación

A pesar de la buena salud de su plataforma de streaming (basada principalmente en su concepto family friendly y en el factor nostalgia), los responsables de esta compañía no pueden decir que las cosas van viento en popa. Y es que, en el último informe de situación de la empresa, se han reportado unas pérdidas millonarias, que suponen un 42% menos de facturación. Los números rojos del tercer trimestre del año fiscal suponen unas pérdidas totales de casi 4.000 millones de euros.

Gran parte de la responsabilidad la tienen los parques, que han permanecido cerrados varios meses y que, ellos solos, suman unas pérdidas de 3.500 millones de dólares. Los ingresos de parques de atracciones y venta de productos ha caído un 85%, mientras que la televisión también ha hecho lo propio, pero de una forma más modesta, con un 2% de retroceso. También ha facturado menos la división cinematográfica, cuyas ganancias representan un 55% menos que en el período anterior.

La esperanza de Disney+

Ahora mismo, la empresa sobrevive gracias a la buena salud de su plataforma de streaming, que ha superado ya los 60 millones de usuarios en todo el mundo, muchos de los cuales han suscrito fórmulas de pago anual por lo que la compañía espera mantener esta cifra a largo plazo e incluso mejorarla. En esta plataforma se pueden ver contenidos clásicos de cine, así como series, películas y documentales de producción propia o incluso nuevos estrenos, poco tiempo después de ser presentados en cines.

En total, teniendo en cuenta todos los datos y el conjunto que forma su facturación, sus pérdidas y sus ganancias, The Walt Disney Company lleva unas pérdidas de 1.820 millones de euros en el total de su actividad, en los primeros nueve meses de su año fiscal. En el mismo período del año anterior, la compañía contabilizaba unos beneficios de 8.500 millones de euros. La clave reside principalmente en el mantenimiento de los gastos y la drástica bajada de los ingresos, sobre todo señalando hacia los parques.

Imagen de uno de los Parques de Disney / Eiji Kikuta EN PIXABAY
Imagen de uno de los Parques de Disney / Eiji Kikuta EN PIXABAY

Nueva normalidad en sus parques

La pandemia ha afectado a todos los niveles y la compañía trata de salvar el que hasta ahora ha sido uno de sus principales pilares de su actividad a través de medidas de seguridad que consigan atraer a visitantes. De lo que no escapa es de una reducción de aforos, que les ha llevado también a eliminar el FastPass+ (el cual permitía saltarse colas) o el Extra Magic Hours (con el que el visitante podía permanecer más tiempo en el parque). Además de controlar la capacidad, también se reducirá el horario de apertura.

Por supuesto, se han eliminado los abrazos con los personajes y se han intensificado las medidas de higiene y desinfección de todo el recinto. Algunas atracciones también permanecerán cerradas más tiempo, así como restaurantes o cafeterías, todo enfocado a minimizar el riesgo de contagio. Además, se tomará la temperatura a todo aquel que acceda al recinto y se vigilará constantemente el estado de salud de sus empleados. Con estas medidas, la empresa trata de devolver la confianza a sus visitantes y remontar este año de pérdidas.