Menú Buscar
Una escena navideña, con tanta tradición como la Lotería de Navidad / Free-Photos EN PIXABAY

Curiosidades sobre la Lotería de Navidad

El Gordo trae consigo muchos datos que no todo el mundo conoce y que son muy interesantes

Noelia Hontoria
6 min

Ya ha entrado el mes de diciembre y eso lleva consigo una serie de tradiciones que se repiten cada año: la decoración navideña, los villancicos en los centros comerciales, los seres queridos volviendo a casa y la Lotería de Navidad. El 22 de diciembre se marca, oficialmente, el inicio de esta temporada con las voces de los niños de San Ildefonso llenando hogares, cafeterías y otros espacios públicos.

Ganar el Gordo es el sueño de todos los españoles, pero solo unos pocos afortunados lo consiguen cada año. Esta tradición está muy arraigada en la mayor parte de la población, sin embargo, existen muchas curiosidades sobre la Lotería de Navidad que no todo el mundo conoce.

Un poco de historia

La Lotería de Navidad se celebró, por primera vez, el 18 de diciembre de 1812. Es decir, en sus inicios, no se adoptó el clásico día que ahora está fuertemente vinculado a este evento, el 22 de diciembre. Tampoco se escogió la ciudad de Madrid para el acto, sino que fue Cádiz el lugar de nacimiento de este sorteo. En 1938 se celebraron dos sorteos simultáneamente, debido a los conflictos que ocurrían en el país. Fue en Madrid y en Barcelona.

No se le denominó Sorteo de Navidad hasta 1892. Hasta la fecha, se llamaba Prósperos premios. Además de ser un sorteo muy longevo, también puede presumir de no haberse suspendido ningún año, ni siquiera durante la Guerra Civil española. El Organismo Nacional de Loterías y Apuestas del Estado es el encargado de organizarlo desde 1985. Antes, la responsabilidad recaía en la Fábrica de Moneda y Timbre. Desde 2010 se celebra en el Teatro Real de Madrid.

El Teatro Real de Madrid, donde se celebra la Lotería de Navidad actualmente / Luis Miguel Grasa EN PIXABAY
El Teatro Real de Madrid, donde se celebra la Lotería de Navidad actualmente / Luis Miguel Grasa EN PIXABAY

Los números afortunados

Aunque todos los números entran en el bombo y todos tienen la misma posibilidad de salir, hay algunos que están incluidos en la historia de la Lotería por haber tenido fortuna en momentos clave. Por ejemplo, el primer Gordo recayó sobre el número 03604. También es muy popular el 54600, ya que fue el Gordo más madrugador. Salió a los 13 minutos de sorteo, en el año 2004. El más perezoso fue el 13437, que salió en 2014 en el noveno alambre de la novena tabla.

La terminación más repetida es el 5. Si se mira a las dos cifras, habría que señalar al 85, mientras que, si se buscan las centenas, los números más afortunados son el 297, 457 y 515. Asimismo, las horquillas más premiadas son números altos, entre 30.001 y 85.000. Otra de las curiosidades sobre la Lotería de Navidad más destacadas es que los números 15640 y 20297 han sido primer premio en dos ocasiones (1956 y 1978 para el primero y 1903 y 2006 para el segundo).

Las ciudades con más suerte

Comprar Lotería de Navidad durante las vacaciones o encargársela a algún amigo o familiar tiene más de superstición que de nostalgia. Y es que existen algunas ciudades en las que el premio Gordo ha recaído más veces. Tal vez por cantidad de venta de billetes y probabilidad o tal vez por verdadera suerte, lo cierto es que algunas urbes están marcadas por la fortuna.

La más agraciada ha sido Madrid, siguiendo por Barcelona, Valencia, Sevilla, Cádiz y Zaragoza. Dentro de estas, hay algunas administraciones con más renombre, como Doña Manolita, en Madrid, o La Bruixa d’Or, en Sort (Lleida).

Los niños de San Ildefonso

No se puede hablar acerca de las curiosidades de la Lotería de Navidad sin pensar en los niños de San Ildefonso. Los alumnos de este centro educativo participan en el Sorteo Extraordinario de la Lotería de Navidad desde el inicio. De hecho, ya desde 1771 se vinculan a la Lotería en España, siendo Diego López el primer niño que inició esta tradición.

Hasta 1984 solo cantaban niños varones. A partir de ese año, el centro educativo se hizo mixto y se aceptó que las niñas también pudiesen subir al escenario y cantar los números premiados con los que los españoles sueñan cada año y que marca, de una forma mágica y muy nuestra, el inicio de la temporada navideña.