Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Imagen de archivo de una pareja en la cama / EP

Estas son las cinco fantasías sexuales de los hombres

Noviembre es el mes dedicado a la salud masculina y, para celebrarlo, los varones revelan qué es lo que más les gusta en la cama

3 min

Durante todo noviembre se celebra el mes dedicado a la salud masculina y, concretamente, el 19 es el día mundial del hombre. Para conmemorarlo, el 9º Barómetro de Control, Los jóvenes y el sexo, ha arrojado algo de luz sobre qué es lo que más les gusta en la cama.

Los datos resultantes del estudio indican que los hombres suelen tener su primera relación sexual entre los 17 y los 18 años; su lugar favorito es la cama; y un 60% mantiene sexo al menos una vez a la semana. Pero, ¿cuáles son sus fantasías sexuales más ocultas?

1. Tres no son multitud

Contrariamente a lo que se piensa, los hombres están muy predispuestos a dejar la monogamia en cuanto a relaciones sexuales se refiere.

Por eso, su fantasía favorita es realizar tríos, orgías e incluso mantener relaciones poliamorosas.

2. Placer a remoto

La pandemia ha hecho que muchas parejas tengan que darse placer mutuamente a distancia. Sin embargo, sigue siendo una fantasía muy extendida entre los varones.

Por eso, la utilización de vibradores con control remoto es una de las prácticas que más suelen gustar: ver disfrutar a su pareja a través de una pantalla o incluso tener que disimular y evitar ser pillados en público.

3. El sexo anal es un clásico

Esto es algo que la mayoría de hombres disfrutan y no solo en la intimidad, sino que es popularmente conocido que es con lo que más fantasean.

La práctica del sexo anal es un clásico que se encuentra lejos de desaparecer en el pódium de gustos masculinos.

4. Juegos de rol

Disfrazarse, adoptar un rol o jugar a ser desconocidos siguen estando muy presentes en las fantasías de los hombres.

Son las múltiples posibilidades que ofrece el role playing, una práctica que consiste en convertirse en otra persona para explorar y variar en el sexo.

5. Atarse de pies y manos

Algo no tan común como se pensaba: dejarse atar de pies y manos. Y también hacerlo a sus parejas sexuales.

Son técnicas del bondage que podrían estar sacadas perfectamente de 50 sombras de Grey pero que los hombres quieren hacer realidad.