Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Capsula Mundi / CAPSULA MUNDI

Capsula Mundi o cómo 'reencarnarse' en un árbol

El proyecto pretende transformar el aspecto lúgubre de los cementerios para transformarlos en bosques "vibrantes y sagrados"

3 min

Todo el mundo acaba muriendo, es ley de vida. Llegado el momento, el difunto se entierra dentro de un ataúd o se incinera para que sus cenizas sean introducidas en una urna que puede ser colocada dentro de un nicho o en otros lugares. Pero desde Italia llega una original propuesta que busca darle un nuevo enfoque a la muerte.

Capsula Mundi es el nombre de esta iniciativa, una especie de reencarnación en un árbol. Porque se ofrece la posibilidad a los fallecidos (tanto su cuerpo como sus cenizas) de ser metidos dentro de una cápsula biodegradable con forma de huevo que posteriormente será enterrada junto con una semilla elegida previamente por el difunto. De esta forma, el árbol que nazca servirá como memorial para que sus seres queridos puedan honrarle y, a la vez, un legado que permanecerá para la posteridad.

Retorno a la naturaleza

“La familia y los amigos de los difuntos tendrán la posibilidad de cuidar el árbol a medida que éste crece y los cementerios adquirirán una nueva apariencia, pasando de ser lugares fríos y grises a bosques vibrantes y sagrados", señalan Raoul Bretzel y Anna Citelli, creadores de Capsula Mundi.

Los italianos creen que vivimos en una sociedad alejada de la naturaleza, sobrecargada de objetos para las necesidades de la vida diaria y centrada en la juventud que trata la muerte a menudo como un tema tabú. “Pero nosotros creemos que esta inevitable situación no es el final, sino el comienzo de un camino de regreso a la naturaleza. Y Capsula Mundi quiere enfatizar que somos parte de ese ciclo de transformación de la naturaleza”.

Cementerios verdes

De momento el proyecto Capsula Mundi se encuentra en un estado inicial, sobre todo porque este tipo de enterramiento no es legal en todo el mundo. "Los cementerios verdes son populares en muchos lugares, especialmente en los países de habla inglesa", subrayan los responsables de este invento, que llevan desde 2003 trabajando con su equipo para crear conciencia y promover la idea "porque antes de modificar las leyes, necesitamos cambiar la forma de pensar de la gente".