Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Una chica bebiendo agua / Dylan Alcock en UNSPLASH

¡A hidratarse! Las apps que controlan la cantidad de agua que se bebe

Como mínimo, el 70% del cuerpo de una persona adulta está formado de agua

Victoria Herrero
6 min

Beber agua, pero sobre todo estar hidratado, es esencial para la salud. Un hábito que se debe hacer más a menudo ya que de esta manera revierte en una mejora del organismo sobre todo si uno recuerda la cantidad de líquido que pierde al orinar, al sudar (sobre todo si se hace ejercicio) e incluso al respirar. Por ello, se deben tomar líquidos para mantenerse hidratado y para ello nada como contar con la ayuda de la última tecnología para controlar si se ha ingerido lo suficiente a lo largo del día.

Aplicaciones, como las que se verán a continuación, que no solo aportan datos de ese consumo, sino que además sirven de eficaz recordatorio para acordarse de que el agua solo ofrece beneficios. Unas ventajas positivas que favorecen la digestión y combaten el estreñimiento, alivian el cansancio, ayudan en la pérdida de peso y cuidan tanto de la piel como del estado de ánimo.  

Water Drink Reminder

Gracias a esta app, el usuario que la tenga descargada en su teléfono puede conocer la cantidad de agua diaria que debería ingerir en base a un cálculo que hace esta herramienta digital tomando como base su peso. Y para ello se sirve de prácticos recordatorios, además de ir ofreciendo cada cierto tiempo informes y gráficos donde se ve la evolución en el consumo que va haciendo el usuario. 

Esta aplicación, seleccionada por Google como una de las mejores de 2016, funciona tanto para smartphones como para smartwatches de Android y lo que hace es emitir avisos cada cierto tiempo para que la persona sepa que es el momento de abrir la botella. Una vez hecho esto, se debe indicar a la app que ya se ha tomado dicho vaso saludable. 

Un vaso de agua / Manu Schwendener en UNSPLASH
Un vaso de agua / Manu Schwendener en UNSPLASH

Aqua Reminder

Bebe agua a tiempo. Es el objetivo que persigue esta otra herramienta tecnológica que, como en el anterior ejemplo, ofrece la información necesaria para saber qué cantidad de agua necesita el cuerpo para mantenerse hidratado. Y con ese fin se basan las funciones de esta app: recuerda por un lado que hay que reponer líquidos (sobre todo tras el esfuerzo que supone hacer ejercicio físico), al tiempo que avisa de que se lleva mucho tiempo sin beber agua y que no se está cumpliendo con la media diaria saludable. 

Toda esta información estará disponible en cualquier momento para que el usuario pueda saber la cantidad de agua que ha ido bebiendo a lo largo de jornada, de la semana o del mes. De esta manera y gracias a ese seguimiento personalizado puede obtener su propio historial de hidratación.  

Plant Nanny

Esta app no es muy diferente de las anteriores, pero en este caso resulta mucho más lúdica e interactiva. Una buena forma de mantener hidratada a toda la familia y que ya ha conquistado a más de 3 millones de usuarios de todo el mundo preocupados por su ingesta de líquidos. Lo más simpático en este caso es que la aplicación se presenta en forma de una especie de maceta virtual que necesita su riego para seguir viviendo. Es así como va avisando al usuario de que tiene que ingerir más agua. 

Lo divertido es que se puede ir jugando con distintos tipos de plantas e ir compartiendo esos logros personales de hidratación en las redes sociales para envidia del resto de usuarios. Como en los ejemplos previos, todos los datos se van almacenando en un histórico que pone en evidencia si se es un buen o mal jardinero (en esa alusión vegetal). 

Trucos para beber más

Uno puede echar mano de las bondades de las últimas tecnologías o si lo prefiere (si no es muy dado a usar aplicaciones) dejarse guiar por sencillos trucos con los que también se logrará beber agua y mejorar la hidratación del organismo. Y todo ello sin casi darse cuenta. Por ejemplo, entre dichas prácticas está el añadir algo de picante para obligarse a beber, poner una alarma en el reloj cada cierto tiempo para abrir el grifo o comprar una botella e intentar llevarla a todos lados (en el coche, al trabajo, cuando se sale a dar un paseo, si se va al cine...).

Más tips para mejorar la hidratación y apostar por una vida saludable: añadir algo de sabor al agua (por medio de frutas o hierbas aromáticas) para hacerla más atractiva al paladar y que no resulte tan monótona, crear un hábito asociado a beber un vaso de agua (por ejemplo, cada vez que se tome un café) y apostar por alimentos con alto contenido líquido como es el caso de la sandía, el pepino o la lechuga.