Menú Buscar
Un taxi llegando a la terminal del Aeropuerto de Barcelona / Vlad Man EN PIXABAY

¿Dónde aparcar el coche en el Aeropuerto de Barcelona?

Si vas a volar desde el Aeropuerto Josep Tarradellas-Barcelona El Prat, apunta estas tres opciones para llegar en coche

Noelia Hontoria
6 min

En un viaje, al precio de los billetes de avión, del alojamiento o de los souvenirs que se traen a casa como obsequio, hay que sumarle otro gasto que puede llegar a ser importante, en función de la longitud de la estancia: el aparcamiento del vehículo personal. Para llegar al aeropuerto, no siempre hay transporte público disponible (bien por horario, por punto de origen o por tener demasiados trasbordos, entre otras causas) y llevar el coche al aeropuerto es lo más cómodo.

Pero, ¿dónde se puede aparcar el coche en el Aeropuerto de Barcelona? ¿Qué opciones existen? Afortunadamente, hay varias alternativas para dejar el coche en estas instalaciones y sus diferencias radican tanto en la distancia a la terminal, como en el precio y en los servicios que se pueden disfrutar por esta acción.

Aparcar gratis

En primer lugar, se puede aparcar gratis para ir al Aeropuerto de Barcelona, aunque hay que tener en cuenta que no es la opción más cómoda ni la más segura. Es importante cerciorarse de que el lugar donde se deja el coche no cuenta con un sistema de estacionamiento regulado, ni es una zona conflictiva. Aún así, dejar el coche en la calle durante muchos días, sin moverlo, nunca es una buena idea.

Si aún así se quiere aparcar gratis cerca del Aeropuerto de Barcelona, la mejor opción parece ser buscar un sitio en la calle por la Zona Universitaria y desde aquí tomar el metro, más concretamente la Línea 9, que va directa tanto a la terminal 1 como a la terminal 2. Por la zona de Fira también se puede encontrar aparcamiento y el metro que conecta es también el de la línea 9.

Parking no oficial

Entre las opciones más económicas para aparcar el coche en el Aeropuerto de Barcelona hay muchas empresas externas que ofrecen este servicio. Existen diferencias entre ellas ya que, a fin de cuentas, actúan como empresas privadas independientes entre sí. Aunque suelen tener tarifas parecidas, se recomienda mirar qué incluye cada una, cómo son las instalaciones y los posibles gastos extras.

Entre las particularidades que se deben tener en cuenta para valorar las tarifas de estos parkings destacan si el aparcamiento es interior o exterior, si incluye lavado de coche, la frecuencia del transfer o si hay algún tipo de seguro, por ejemplo. Todas están cerca de las terminales y ofrecen servicio de traslado al aeropuerto, tanto a la ida como a la vuelta. Algunas de las más populares en la zona son AeroPark, Aparca&Go o Llegayvuela, aunque hay muchas más.

El interior de un parking para aparcar el coche / Ricardo Lara EN PIXABAY
El interior de un parking para aparcar el coche / Ricardo Lara EN PIXABAY

Parking oficial de AENA

La opción más popular es alojar el coche en el propio parking del aeropuerto, conocido como parking de AENA. Es el que está más cerca de las terminales y con el que resulta más cómodo viajar desde Barcelona. Al igual que en los parkings privados, también se pueden encontrar diferentes tipos de plazas de aparcamiento, según la distancia a la terminal o si son plazas cubiertas o en exterior, entre otros detalles.

Las tarifas se han reducido bastante en los últimos tiempos y, en ocasiones, ya no hay tanta diferencia respecto al parking de empresas de terceros. Además, por hacer el registro en el Club VIP de la app de AENA se ofrece un 10% de descuento de por vida, siempre y cuando la reserva se haga a través de este medio.

¿Cuál es mejor?

Como siempre, esta elección depende de las necesidades y circunstancias personales de cada usuario. La más cómoda podría parecer el propio parking de AENA, mientras que, en términos económicos, dejarlo en la calle y en un sitio cercano a la Línea 9 podría ser tan barato como accesible. Aunque no sea lo que más seguridad proporcione a la hora de estar fuera de la ciudad y dejar el coche bien cuidado.

Las empresas de parkings de terceros parecen haberse alzado como la mejor opción en relación calidad-precio, pero en cualquier caso lo ideal es que sea siempre el viajero el que valore las tres opciones y se decante por aquella que, en ese momento, le ofrezca un mejor equilibrio según su presupuesto y sus necesidades. Incluso hay quienes valoran gastos y optan por un servicio de taxi o VTC si la estancia va a ser muy larga, pues a veces compensa.