Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
El expresidente de los Estados Unidos, Donald Trump / EP

Alemania adquiere 200.000 dosis del 'cóctel de anticuerpos' que se tomó Donald Trump

El ministro de Sanidad alemán, desesperado por la situación del país, oculta el nombre del fabricante pese a un desembolso de 400 millones de euros

3 min

La gestión de Donald Trump al frente de la Casa Blanca ha dejado una huella para la historia, aunque probablemente no ocupará las páginas más positivas. Todo el mundo pensaba que una vez fuera ya expresidente, sus actos como líder de los Estados Unidos quedarían atrás. Pero nada más lejos de la realidad.

Resulta que el Ministerio de Sanidad de Alemania sí ha sacado algo positivo del magnate estadounidense: que se contagiara del coronavirus. Y es que el Gobierno alemán ha adquirido 200.000 dosis del cóctel de anticuerpos que le administraron a Trump y que, milagrosamente, le ayudó a superar la enfermedad en un abrir y cerrar de ojos.

Donald Trump, ¿referente mundial?

El ministro de Sanidad alemán, Jens Spahn, ha comunicado la compra de estas dosis de anticuerpos monoclonales para empezar a ser suministradas en los hospitales universitarios de Alemania a lo largo de esta semana. Una terapia que consiste en una combinación de dos tipos de anticuerpos fabricados en un laboratorio.

Estos anticuerpos se pegan a diferentes partes del virus, deformando su estructura, y ya se ha demostrado que estas dosis mejoran la condición de los pacientes con coronavirus. Una terapia alternativa que ha costado unos 400 millones de euros. Es decir: cada dosis sale por 2.000 euros.

La desesperación de Alemania

Este anuncio que se ha dado en un contexto complicado para los germanos, que en el último día han detectado 12.257 nuevos contagios por coronavirus y 379 fallecidos, mientras la fabricación de vacunas disminuye drásticamente. Pero lo más impactante de la noticia no es que imiten el tratamiento que siguió un hombre que recomendó beber lejía para curar el virus, si no que el Gobierno de Alemania ha preferido ocultar el nombre del fabricante del cóctel de anticuerpos.

En una entrevista para el diario Bild, el ministro de Sanidad ha contado que estas dosis "funcionan como una vacuna pasiva. La administración de estos anticuerpos en las primeras etapas​ puede ayudar a los pacientes de alto riesgo a evitar una progresión más grave". Pero ha evitado dar más detalles al respecto.