Menú Buscar
Una chica acaricia a un perro / UNSPLASH

Acariciar perros y gatos reduce el estrés

Un estudio realizado por la Universidad del Estado de Washington analizó la saliva de personas que interactuaron con estas mascotas

19.09.2019 11:38 h.
3 min

Las mascotas, además de hacer compañía, pueden mejorar el estado de ánimo y reducir el estrés. Así lo ha determinado un estudio llevado a cabo por la Universidad del Estado de Washington en Estados Unidos.

Basta con una interacción diaria de 10 minutos con perros o gatos para obtener una reducción importante del cortisol, una de las principales hormonas relacionadas con el estrés, como ha demostrado esta investigación realizada en estudiantes universitarios.

Intervención real

Para poder conocer el impacto que puede tener el interactuar con gatos y perros, los investigadores han optado por realizar diferentes pruebas con estudiantes de la universidad. Y lo han hecho, además, con interacciones en su día a día en lugar de realizarlo en un entorno aislado como el de un laboratorio, para inferir en la menor medida posible en el comportamiento.

Un total de 249 estudiantes universitarios fueron escogidos de manera totalmente al azar para que participasen en la investigación de la que se han extraído estas conclusiones.

Muestras de cortisol

Los investigadores dividieron a los estudiantes en cuatro grupos. Uno de ellos interactuó pasando un total de 10 minutos con los perros y los gatos pudiendo jugar con ellos y acariciarles. Otro les observó mientras esperaban su turno. El tercer grupo observó diapositivas de los animales y el cuarto estaba en espera sin recibir estímulos.

Tras esto tomaron muestras de cortisol presente en la saliva de cada uno de los sujetos que participaron. Cuando las analizaron, los datos arrojaron que los estudiantes que habían interactuado con perros y gatos presentaban un nivel significativamente menor de esta sustancia relacionada con el estrés.

Un programa de cuatro semanas

Este estudio ha servido a los investigadores de la Universidad del Estado de Washington para aprender que los estudiantes pueden reducir su estrés de maneras menos subjetivas.

Con estas conclusiones, ahora están buscando examinar las implicaciones que pueden tener un programa de prevención de estrés con animales que tenga una duración de cuatro semanas.