Menú Buscar
Un trabajador desmotivado / FREEPIK

Así triunfa una empresa catalana que mide si los trabajadores están motivados

TeamEQ ofrece un ‘feedback’ de los equipos de trabajo en tiempo real que ha llamado la atención de varias compañías

4 min

“Con tests rápidos enviados a todo el equipo --una vez cada 15 días, cada mes o trimestre--, la compañía conoce, en tiempo real, el nivel de motivación, rendimiento, eficacia y bienestar del mismo. Después, con esos datos, se pueden fijar planes de acción más concretos y detectar realmente cómo está la empresa”, subraya Francesca Gabetti, CEO de TeamEQ, a Crónica Global.

De hecho, este software que monitoriza los equipos ha despertado mucho interés durante los últimos meses, cuando el teletrabajo ha experimentado un boom por la crisis del Covid-19. “Nuestra herramienta ofrece un feedback en tiempo real, además de sugerir actuaciones y respuestas para mejorar”, añade Gabetti, cofundadora de esta startup barcelonesa junto con Ray García y Francesco de Ambrogi. 

Alta demanda

Según la CEO de TeamEQ, que arrancó su andadura en 2016, en las últimas semanas la actividad de la compañía ha crecido de forma exponencial. “Se ha multiplicado por cuatro o por cinco”, asegura.

La pandemia ha empujado a las empresas a tomar decisiones in extremis, cambiar la forma de trabajar y adaptarse a una nueva era de distancia social y escaso contacto físico. Y, en ese contexto, conocer bien lo que piensan, sienten y hacen los miembros del equipo es más vital que nunca. “Cuando se coordina un equipo distribuido es necesario entender cómo está y hacerlo de una forma transparente y anónima”, matiza Gabetti.

Algunos de los parámetros que mide TeamEQ
Algunos de los parámetros que mide TeamEQ

Mantener el equipo

Entre los clientes de TeamEQ se encuentran compañías como ABB, ENI, Aigües de Barcelona, Uriach, DHL y Catalana Occidente, a los que se han sumado algunos más durante la pandemia. Esto ha permitido que la startup, lejos de tener que acogerse a un ERTE, haya podido proteger a su equipo y no prescindir de nadie durante estos meses. De hecho, ha contratado a pesar de todo.

Sin embargo, la compañía también ha tenido que tomar otras decisiones, como rebajar el sueldo a los directivos y reducir gastos. “Hemos intentado mantener la plantilla porque sale muy caro deshacer a un equipo que funciona”, asegura Gabetti.

Impulso financiero y apoyo del mercado

TeamEQ que cuenta con una plantilla de unas 18 personas, de las cuales diez forman parte del equipo de Barcelona, ya ofrecía flexibilidad antes del Covid-19 para teletrabajar. De hecho, la compañía tardará unos meses más en volver a la oficina.

Con un facturación el último año sin revelar, la startup confiesa que, gracias a cerrar una ronda de financiación en febrero --que llevaba abierta más de un año-- de millón y medio de euros, ha podido enfrentarse con fuerza y suficiente músculo a la situación actual. “Si esto hubiese pasado en 2019 a lo mejor no habríamos sobrevivido, pero ahora se ha visto que proponemos una solución que necesita el mercado”, concluye Gabetti.