Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Una rosa virtual ilustrada por Sit Cantallops

Rosas virtuales y solidarias para un Sant Jordi diferente

A través de un proyecto solidario, los usuarios pueden aportar su granito de arena mientras celebran la popular fiesta catalana

3 min

¿Todavía no sabes qué vas a hacer por Sant Jordi? Es una día muy especial en Cataluña. La ciudad de Barcelona se ha llenado siempre de rosas, de libros y de gente paseando por las calles y avenidas principales. Sin embargo, este año será distinto.

El coronavirus obliga a permanecer en casa y no salir salvo para lo necesario. Pero, en ese sentido, han surgido nuevas iniciativas que permiten seguir celebrando Sant Jordi, sólo que de una manera más virtual y solidaria. Un grupo de seis jóvenes han decidido lanzar una iniciativa que aúna rosas y donaciones. Así, han creado #capsantjordisenserosa y han lanzado una web a través de la cual los usuarios pueden comprar rosas virtuales.

Un donativo para luchar contra el Covid-19

En concreto, se trata de dibujos de rosas especialmente diseñadas para la ocasión por más de diez ilustradores, entre los que se encuentra María Sobirà, Gala Ponts, Sit Cantallops o Esther Carbonell.

La venta arrancará el 21 de abril y con los tres euros que cuestan estas rosas virtuales los usuarios estarán ayudando a luchar contra el Covid-19. “Se puede comprar más de una rosa y con cada una de ellas se realiza un donativo de 3 euros, ampliable si se prefiere. Todos el beneficio recaudado irá destinado al Hospital Clínic de Barcelona, con quien se está coordinando la iniciativa solidaria, para que puedan seguir trabajando para frenar la pandemia.

Otras iniciativas similares

Asimismo, un grupo de emprendedores e ilustradores ha lanzado otra campaña similar bautizada como Armados con Rosas. Se trata de elegir la rosa preferida, escribir un mensaje personalizado y con los cinco euros que cuesta esta rosa digital ayudar a la Obra Social Sant Joan de Déu. En concreto, el dinero recaudado irá destinado a la campaña Las caras de la vulnerabilidad

Esta rosa personalizada, después, se le envía a través de WhatsApp o por redes sociales a su destinatario. Entre los promotores de esta iniciativa se encuentran las startups Kibus Petcare y Bebup, así como la agencia creativa Miller O’Connor.