Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
La app Open Coronavirus / GITHUB

Open Coronavirus, la app española que fomenta un confinamiento selectivo

Esta aplicación de código abierto busca replicar el éxito tecnológico de Corea del Sur en España

3 min

Corea del Sur es un ejemplo para muchos países de cómo hay que gestionar una crisis sanitaria como la que ha provocado el coronavirus. Por ello, no es de extrañar que muchos intenten replicar su modelo.

Así, la aplicación española Open Coronavirus de código abierto está inspirada en la app del Corea del Sur. Y lo que pretende es “aplicar de manera controlada las medidas de cuarentena en los focos o puntos calientes, minimizando así la cuarentena general de la población”, tal y como se especifica en GitHub.

Movilidad selectiva

Lo que promueve y fomenta esta app es que en lugar de que toda la población española se encuentre confinada en sus hogares, permitir una movilidad controlada de los españoles que no estén contagiados y por lo tanto no supongan un riesgo para el resto, así como de los que ya se han recuperado.

Esto permitiría, por un lado, reducir la sobrecarga de los sistemas sanitarios y, por otro, se reanudaría progresivamente la actividad económica

Tres pilares

Este sistema made in Spain consta de una app para el ciudadano, un software de control de datos y una aplicación para las autoridades. La app para los españoles solicitaría un test presencial y los resultados del mismo y almacenaría todos los movimientos del usuario para evitar contagios. Los usuarios que hayan dado negativo tendrían una mayor capacidad de movimiento.

Mientras, el software de control de datos permitiría consultar y detectar los movimientos del virus, ver los focos del contagio, el cumplimiento de la cuarentena de los usuarios que han dado positivo, etc. Y, por último, la versión de esta app para las autoridades ofrecería a la Administración una identificación de todos los ciudadanos, así como monitorizar y controlar sus movimientos.

A disposición del Gobierno

Este servicio, sin embargo, no está activo todavía y los creadores del mismo lo han puesto a disposición del Gobierno. El Ejecutivo, por su parte, también trabaja en una solución similar que podría ver la luz en los próximos días.

“El proyecto se ofrece a cualquier Ministerio de Sanidad, administración estatal o autonómica competente para su puesta en marcha. Se harán cargo de la difusión de la app y del tratamiento de los datos que se obtengan y el uso de la app sería de acuerdo a la ley”, según se detalla en GitHub.