Menú Buscar
Un usuario navegando por internet desde su móvil / PIXABAY

Multaza a la web Exvagos por infringir la Ley de Propiedad Intelectual

El ministro de Cultura y Deporte ordena el cese de la web propiedad de Alexis Giles

19.11.2019 20:36 h. Actualizado: 19.11.2019 20:41 h.
3 min

¡Se acabó! Al puro estilo de María Jiménez, sin cantar, pero igual de claro, ha dejado el ministro de Cultura y Deporte, José Guirao, su postura respecto a la web exvagos.com, propiedad de Alexis Giles. La página web tiene que cerrar y, además, tirar de billetera por vulnerar los derechos de propiedad intelectual en internet.

En concreto, la multa que le ha impuesto el ministerio de Cultura y Deporte asciende a 400.000 euros, junto con el cese de la actividad durante un año. El motivo, además de cometer una “infracción muy grave a la Ley de Propiedad Intelectual”, es la reanudación de sus “actividades ilícitas”, tal y como subraya el Ministerio en un comunicado.

Es más, “en caso de no producirse el cese voluntario de su actividad, el Ministerio requerirá la colaboración necesaria de los operadores de acceso a internet, los servicios de alojamiento, los motores de búsqueda y los servicios de publicidad”. Es decir, el ministerio capitaneado por Guirao sacaría la artillería pesada si fuese necesario.

Páginas afectadas

Esta decisión ministerial afecta a tres webs:  www.exvagos.com, www.exvagos1.com y www.exvagos2.com.

Pero no es la primera vez que cae una pena de este tipo a la página exvagos y a su dueño. El propio Alexis Giles ya en 2016 -Ley Sinde- se puso en contacto con Vodafone tras el bloqueo de exvagos.tv, a lo que la operadora de telefonía le respondió que se trataba de un bloqueo por orden judicial.

Alexis Giles, dueño de la web exvagos / Facebook
Alexis Giles, dueño de la web exvagos / Facebook

Sin embargo, el propio Giles parece no haber aprendido de los errores del pasado, ya que esta última sanción es la respuesta a las “denuncias presentadas por la Asociación Española de Videojuegos (AEVI)” por usar “dominios espejo para eludir el control de la legalidad”. Además, esta web contaba con publicidad en la misma, lo que le permitía a su dueño lucrarse de su actividad ilícita.