Menú Buscar
Javi Fondevila y Bernat Ripoll, cofundadores de Holded

Cómo dos desconocidos en Facebook lanzaron Holded, el software de la pymes

Javi Fondevila y Bernat Ripoll, uno abogado y el otro ingeniero, han logrado con su 'start-up' atraer a más de 50.000 autónomos y pymes

6 min

Javi Fondevila y Bernat Ripoll eran amigos en Facebook, pero no se conocían de nada. Tenían en común, eso sí, su afición por los deportes de invierno. Pero un post de Ripoll lo cambió, de repente, todo. Ahora, son socios y los cofundadores de Holded, un start-up, con sede en Barcelona, que se ha colado en miles de pequeñas y medianas empresas.

Uno abogado y el otro ingeniero los convierte en un tándem exitoso. Muestra de ello son las rondas de financiación que han conseguido y el crecimiento que ha experimentado esta start-up desde sus inicios en 2016.

La primera ronda, la más difícil

Fondevila es un emprendedor nato. Con tan sólo 20 años creó su primera empresa, Philpark, que tuvo que cerrar ocho años después, dada la saturación del mercado de la moda, su sector. Sin embargo, eso no lo desanimó y tras ver la publicación de Facebook de Ripoll lo tuvo claro.

Ambos iban a mejorar y perfeccionar la solución que había creado Ripoll, Holded, y hacerla grande. “Con mi propia empresa me di cuenta de que necesitaba implementar un software y las opciones pasaban por comprar un producto instalable, pero con limitaciones, o una solución en la nube, pero muy básica. Por eso cuando vi el software de Ripoll para hacer facturas, le escribí para explicarle ni necesidad y que ahí había una oportunidad negocio”, detalla Fondevila.

En agosto de 2016 ya estaban cerrando su primera ronda de financiación, tras participar en el campus de la aceleradora SeedRocket y captar la atención de varios business angels. En total recaudaron 239.000 euros. “Fue la ronda más difícil, ya que nuestro proyecto era muy ambicioso y en un mercado muy competitivo como es del del software de gestión empresarial. Pero, gracias a esta ronda, en septiembre de 2016 nos pusimos en serio a trabajar en este proyecto”.

El rechazo a Lidl

Los emprendedores catalanes Javi Fondevila y Bernat Ripoll
Los emprendedores catalanes Javi Fondevila y Bernat Ripoll

Lo primero que hicieron Fondevila y Ripoll con es dinero fue mejorar su servicio. “Nuestra visión era crear una plataforma en la que, como empresario, tuvieras toda la información de tu compañía. Es decir, poder hacer presupuestos, pedidos, facturas, etc. Y todo eso desde el mismo sitio”, explica Fondevila.

De esta manera consiguieron atraer a varias pymes desde que arrancaron. De hecho, incluso tuvieron que rechazar grandes ofertas. “Desde que comenzamos, varios clientes entraron de golpe. Y, entonces, vino Lidl a buscarnos y le dijimos que no. La cadena tenía en aquel entonces un proyecto en mente para su nueva tienda online y les costaba encontrar un producto tecnológico avanzado y nos propusieron si podíamos darles una solución. Pero nosotros hemos hecho un producto para pymes y Lidl es un gigante. Es muy difícil decir que no a empresas así, pero su oferta nos desviaba de nuestra visión. No habíamos creado Holded para eso”, detalla este joven emprendedor catalán.  

Funcionamiento y precios

Holded, según el propio Fondevila, funciona igual que Facebook, salvando las distancias. “Llegas a nuestra web, creas una cuenta y ya tienes disponibles todas las funcionalidades de nuestro software. Tenemos la versión de escritorio y también una app móvil”, remarca.

Además, su rango de precios es muy competitivo. La suscripción básica va desde los 10 euros hasta 60 euros al mes. “A partir de ahí, puedes añadir usuarios y es un sistema de precios muy flexible. El usuario paga cuando recibe otro valor añadido a cambio”, explica este joven empresario. 

Planes de futuro

No obstante, el rechazo a Lidl no supuso ningún castigo para Holded y su negocio. En 2019, tres años después, esta start-up catalana cuenta con más de 50.000 clientes, entre autónomos y pymes. Su objetivo es crecer a triple dígito cada año e intentar captar, en la medida de lo posible, la financiación suficiente para seguir creciendo.

De hecho, tras esa primera ronda de financiación de 2016, Holded ha conseguido otras dos: una en enero de 2018 de 1,3 millones de euros y la tercera en 2019 por un importe total de seis millones de euros.

“Nuestro plan para 2020 es aumentar nuestra cartera de clientes de 50.000 a 150.000 y duplicar el equipo profesional que tenemos ahora mismo, compuesto por algo más de 50 trabajadores. A largo plazo queremos tener un impacto global y ser una empresa internacional, reconocida en el extranjero”, concluye Fondevila. Así, el primer mercado, fuera del español, que Holded tiene en mente para el arrancar su ambicioso plan es Francia.