Menú Buscar
Una mujer con un dispositivo Womanizer, el Satisfyer original

El creador del Satisfyer original tiene un equipo de 5.000 probadores

Michael Lenke saca pecho de ser el inventor de la tecnología que ha revolucionado el mercado de los juguetes femeninos

4 min

Mucho hablar del Satisfyer, pero el que está detrás de su revolucionaria tecnología no es tan conocido, aunque es el verdadero artífice del succionador de clítoris. Es alemán y se llama Michael Lenke. Ya por octubre de 2014, Lenke lanzó el primer modelo de su firma Womanizer, que lleva un lustro en el mercado, aunque últimamente el mérito, y éxito, se lo estén llevando otros.

Sin embargo, Lenke saca pecho de su innovadora tecnología que hace que las mujeres que lo reconocen por la calle incluso lo abracen y le digan, como él mismo subraya, “gracias” por haber inventado un dispositivo con esta técnica. “Invertimos mucho tiempo, esfuerzo y dinero en investigación y desarrollo de productos. El 30% de nuestro personal está trabajando en esta área. Además, trabajamos con más de 5.000 hombres y mujeres de toda Europa para mejorar los juguetes. Es nuestro panel de prueba, al que llamamos MasturbaTEAM, que nos brinda un feedback e información importante”, detalle Lenke a Crónica Global.

El creador del Satisfyer con su mujer / CG

Los inicios

La idea de un succionador de clítoris pasó por la mente de Lenke ya en 2012 cuando leyó un estudio que decía que el 50% de las mujeres tenía problemas para alcanzar el orgasmo. Entonces, decidió crear, porque se define a sí mismo como un inventor, algo nuevo: “Un juguete sexual que se centrara en el clítoris y permitiese a muchas mujeres alcanzar un orgasmo de una forma más fácil”. Tardó unos 18  meses en terminar su primer juguete Womanizer y patentó su tecnología bajo el nombre de Pleasure Air Technology. Esta técnica crea ondas de aire que “chupan y masajean suavemente” las terminaciones nerviosas del clítoris. La propia mujer de Lenke, Brigitte, fue la que probó los primeros prototipos.

Ahora, después de unos cuantos años, Womanizer es, en palabras de su inventor, un compañía global con oficinas en tres continentes que ha vendido más de tres millones de productos en 60 países. Su línea actual está compuesta por cinco dispositivos diferentes, con precios que oscilan entre los 69 euros y los 199 euros.

Rivales que pisan fuerte 

No obstante, la diferencia de precio respecto a otros competidores, como el Satisfyer, es posible que haya sido clave para impulsar las ventas de estos rivales. Frente a ello, Lenke recuerda que los juguetes sexuales son un negocio enorme y exitoso. “Al igual que en cualquier otro sector, hay empresas que impulsan la innovación y son pioneras en su campo de trabajo, mientras que otras intentan copiar productos y modelos de negocio ya exitosos”.

A pesar de que este empresario alemán no ha querido ahondar en ello, en diciembre de 2017, la compañía Womanizer ganó en primera instancia un caso contra el Satisfyer Pro 2 por vulnerar su patente, aunque la otra firma apeló. “El lanzamiento de Womanizer creó una categoría completamente nueva de juguetes sexuales hace cinco años y revolucionó la industria. No hay ninguna otra marca que pueda afirmar eso”, concluye Lenke.

Destacadas en Vida tecky