Menú Buscar
Imagen de varios jóvenes con teléfonos móviles en la mano / EFE

Bruselas llama a una estrategia común con las apps sobre el Covid-19

La Comisión Europea ha pedido una mayor coordinación en las herramientas enfocadas en el control y contención del coronavirus

3 min

Una estrategia común. Eso es lo que quiere Bruselas en relación a las apps que están desarrollando y lanzando los distintos países para controlar e informar sobre el avance del Covid-19. La Comisión Europea ha pedido este miércoles a los Estados miembro una mayor coordinación para un uso "paneuropeo" de las aplicaciones móviles enfocadas en el control y contención del coronavirus. 

Asimismo, Bruselas ha recordado que el rastreo de datos y otras posibilidades que ofrecen estas tecnologías deben estar siempre dentro de los límites de la protección de datos. Por ello, se espera que los países, en coordinación con los servicios comunitarios y con los expertos europeos en materia de protección de datos, tengan listos, como fecha límite, el próximo 15 de abril una "caja de herramientas" que facilite esta estrategia común.

Evitar duplicidades

El objetivo es evitar duplicar esfuerzos y que la fragmentación o descoordinación entre las autoridades nacionales no obstaculice la lucha contra la pandemia ni amenace el buen funcionamiento del mercado común ni la protección de los datos personales de los europeos.

Así, el Ejecutivo comunitario aspira a contar con un método que permita a los ciudadanos tomar medidas más eficaces y adaptadas a las necesidades de distancia social para evitar el contagio, así como que los Veintisiete puedan usar los datos para mejorar la capacidad de alerta, prevención y seguimiento de los contactos.

Un uso de los datos correcto

Se trata de un enfoque común que permita establecer patrones y prever la evolución del virus gracias a la localización móvil con datos anónimos, sometidos a las reglas estrictas de protección de datos que limitan quién puede acceder a los datos, con la obligación de eliminarlos superados los plazos previstos.

Tras la primera propuesta de "herramientas" en el plazo de una semana, el Ejecutivo comunitario presentará directrices que aclaren las implicaciones en materia de privacidad y protección de datos.