Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Sesión inaugural del congreso 'Human in the digital age' / DIGITAL FUTURE SOCIETY

Barcelona afronta el papel de las grandes ciudades en la nueva economía de datos

El congreso 'Humanism in the digital age' propone soluciones en el ámbito urbano para cerrar la brecha digital y mejorar el bienestar de los ciudadanos

4 min

En la nueva economía de datos, las ciudades tienen un papel fundamental. Esa es la filosofía que anima el congreso Humanism in the digital age: the urban contribution, organizado por el programa Digital Future Society (DFS) y que reunirá en Barcelona a cerca de 50 expertos en áreas como la privacidad de datos, programación de software e inteligencia artificial (IA).

La directora del DFS, Cristina Colom, ha pedido que "Barcelona lidere un enfoque antropocéntrico en el diseño de las tecnologías". Para afrontar los retos de la cuarta revolución industrial, ha reclamado "no solo debatir, sino tomar acciones concretas" para afrontar cuestiones reales como las desigualdades raciales y de género, el avance hacia la gobernanza de datos y la lucha contra el cambio climático. Las grandes ciudades, ha incidido, no deben quedarse atrás en este debate.

Derechos digitales

"Debemos crear marcos de protección respecto a la privacidad. Europa está en la vanguardia de la regulación en materia de IA, pero algunos aspectos, como el reconocimiento facial, generan un problema silencioso en el debate público", ha explicado Colom, quien ha insistido en que las personas deben estar en el centro de estas polémicas para hallar soluciones adecuadas a los desafíos tecnológicos.

Carlos Grau, Cristina Colom, Carmen Artigas y Laia Bonet / DIGITAL FUTURE SOCIETY

 

 

De izquierda a derecha: Carlos Grau, Cristina Colom, Carmen Artigas y Laia Bonet, en la jornada "Humanism in the digital age: the urban contribution" / DIGITAL FUTURE SOCIETY

En este punto, la secretaria de Estado de digitalización e inteligencia artificial, Carmen Artigas, ha aportado propuestas concretas como la Carta de Derechos Digitales, aprobada por el Gobierno para fijar un marco de referencia en la lista de derechos de la ciudadanía ante este nuevo entorno, o el Observatorio Social de los Algoritmos para evaluar el impacto del código utilizado por las compañías.

Riesgos y oportunidades

"La nueva era digital abre un mundo de oportunidades y un escenario mundial sin precedentes, un contexto que nos permite proyectar una sociedad más justa al mismo tiempo que tiene riesgos e incertidumbres", ha dicho la secretaria. Aunque ha apostillado que "el bienestar del siglo XXI se está creando de forma digital".

Por su parte, la tercera teniente de alcalde del Ayuntamiento de Barcelona, Laia Bonet, ha reclamado sustituir una "moral basada en la búsqueda de beneficios" en otra para "asegurar la igualdad de oportunidades en la edad digital". "En Barcelona queremos ser punta de lanza del modelo europeo de digitalización", ha afirmado, y ha puesto como ejemplo la llegada del metaverso. "Solo será una buena idea si ayuda a que los mayores estén más cerca de sus seres queridos, a la vez que se proteja la privacidad de los datos". "Si los datos no mejoran la calidad de vida en los barrios, no tienen sentido", ha remachado.