Menú Buscar
Las 'startups' presentan sus novedades en el 4YFN / CG

En 2019 se invirtió menos en las startups tecnológicas españolas

España destaca en la inversión en startups de transporte, colocándose como tercer país de Europa junto a Francia

4 min

La caída no es que haya sido escandalosa, ni nada parecido. Sin embargo, tiene cierta relevancia que la inversión en las startups tecnológicas españolas haya caído ligeramente en 2019.  

En concreto, según un estudio de Atomico, en el último año las startups tecnológicas de España han logrado una financiación total de 1.340 millones de dólares (1.211 millones de euros), es decir, el 0,17% menos que en 2018.

No es un dato alarmante, pero sí llama la atención que España es el único país de los top ten tecnológicos europeos que no ha visto aumentados dichos fondos.

El informe Situación del sector tecnológico europeo 2019 viene a señalar que el ecosistema tecnológico español "se ha estancado este año a medida que han disminuido los fondos y el crecimiento del talento", en contraste con lo que ha ocurrido en el conjunto de Europa.

La guerra EEUU vs. China

Es más, las empresas tecnológicas europeas han obtenido una financiación récord de más de 34.300 millones de dólares (30.993 millones de euros), lo que supone un 39% más que el ejercicio anterior. Y todo ello teniendo en cuenta que la guerra comercial entre Estados Unidos y China ha llevado "a la volatilidad del mercado".

Tras el descenso experimentado en 2019, en el ranking general España se sitúa ahora en la sexta posición, detrás de Reino Unido, Alemania, Francia, Suecia y Suiza, aunque peor suerte ha corrido Portugal, donde la financiación ha caído en torno al 66%.

Por sectores, España destaca en la inversión en startups de transporte, donde es el tercer país europeo junto a Francia. Además, España crece como hub de deep tech, donde la financiación ha alcanzado los 280 millones dólares (253 millones de euros) en 2019, aproximadamente la mitad de toda la financiación en este sector en los últimos cinco años.

Escasez de desarrolladores

Por otro lado, este mismo informe recoge que España se encuentra algo rezagada en relación con otros estados europeos en términos de densidad de desarrolladores e investigadores per cápita, ya que tiene tres investigadores y siete desarrolladores por cada 1.000 habitantes, cifra similar a la de países como Grecia, Polonia y Hungría. En el lado opuesto se encuentra Dinamarca que cuenta con ocho investigadores y 17 desarrolladores por cada 1.000 habitantes.

En cuanto al talento español, la cifra de desarrolladores ha pasado de los 308.500 desarrolladores de 2018 hasta casi 323.000 en 2019. Sin embargo, han aumentado un 15% las vacantes difíciles de cubrir de ingenieros de software. Y en relación a las startups tecnológicas fundadas, Londres, París y Berlín copan las tres primeras posiciones, mientras que Barcelona y Madrid aparecen en la quinta y octava posición, con 796 y 577 empresas fundadas en 2019, respectivamente.