Menú Buscar
Preservativos de colores / PIXABAY

El alarmante dato sobre el uso del preservativo en España

Casi la mitad de los españoles confiesa no usar preservativo en sus relaciones sexuales, según datos de LELO

3 min

El preservativo, originariamente, no surgió como un método anticonceptivo diseñado para evitar embarazos, sino como una medida de prevención contra la transmisión de bacterias y enfermedades derivadas de las relaciones sexuales. El desarrollo de la industria hizo que se dotase de carácter anticonceptivo al preservativo, convirtiéndose en la medida de seguridad más utilizada y con mejor ratio de desempeño de sus funciones.

Sin embargo, a pesar de vivir en una sociedad hipersexualizada, cuatro de cada diez personas no utilizan el preservativo en todas sus relaciones sexuales, mientras que un 2% de los encuestados reconoce no haber utilizado nunca un preservativo. Son datos de la encuesta ‘Uso del preservativo en la sociedad española’ llevada a cabo por la marca de juguetes eróticos de lujo LELO.

El 25% lo considera “incómodo”

Es precisamente la generación milenial la que, a pesar de tener mucha más información y educación en torno a este tema, pone más objeciones a su uso. Casi la mitad de los encuestados (45%) declara que para ellos el uso del preservativo es algo exclusivamente necesario, mientras que uno de cada cuatro encuestados declara que utilizar el preservativo es algo incómodo.

Preservativo en la mano de una mujer / PIXABAY

Preservativo en la mano de una mujer / PIXABAY

La mayor parte de la población está más preocupada por los embarazos no deseados que por las propias enfermedades de trasmisión sexual. En este sentido, un 32% utiliza el preservativo para evitar riesgos de embarazos, frente a un 26% que lo hace para evitar las enfermedades de trasmisión sexual. Este dato no resulta extraño si se tiene en cuenta que el 22% de los encuestados no ha recibido nunca información sobre este tema.

La higiene, clave para evitar las ETS

LELO insiste en las relaciones sexuales seguras y pone de manifiesto que el 13% de los encuestados ha padecido o padece alguna enfermedad de trasmisión sexual. “Además, una de cada diez personas considera que cuidando la higiene se pueden evitar este tipo de enfermedades”, añade Alberto Gooding, de LELO.