Menú Buscar
Visitantes recordando oficios olvidados en el Museo del Arriero / MUSEU DEL TRAGINER

Museos de Cataluña para recordar los oficios olvidados

Trabajos como el de los arrieros, el de los curtidores de piel o el de los molineros quedarían en el olvido de no ser por museos como estos

6 min

No hay más que echar la vista atrás para darse cuenta de lo que ha cambiado el mundo en apenas unas décadas. Nuestras calles ya no son iguales que hace unos años, como tampoco lo son los trabajos más comunes. Los arrieros, los traperos, los estampadores, los tejedores, los curtidores, los alfareros o los papeleros son una especie en peligro de extinción. En su lugar ahora existen numerosos desarrolladores de aplicaciones móviles, community managers, operadores de drones, etc.

Hay muchos oficios que han sido olvidados. Sin embargo, como recuerdan desde BCN+, “existe un antídoto muy efectivo contra el olvido y la ignorancia: visitar los museos que nos hablan de los trabajos de nuestros abuelos y que nos permite entender quiénes somos y de dónde venimos”. En Cataluña, por ejemplo, existen diversos museos dedicados a recordar a la sociedad algunos oficios olvidados tan populares no hace demasiado tiempo. Como por ejemplo, estos:

Museo del Arriero en Igualada

  • ¿Dónde está? Carrer dels Traginers, 5
  • Precio de las entradas: 3 euros

La ruta por los museos dedicados a los oficios olvidados comienza en Igualada, una ciudad que no ha dejado que el presente arrase con su pasado. Sobre todo en el Museo del Arriero, un centro en el que se explica la evolución del transporte tanto de mercancías como de personas empleando energías de sangre y mostrando las relaciones entre los diferentes oficios que hacían posible el desarrollo del concepto arriero en nuestro entorno: arrieros, guarnicioneros, toneleros, carreteros, etc.

Situado en una bonita masía del siglo XVIII, el Museo del Arriero también acoge una colección de carros, sillas, herramientas y arreos que esconde verdaderas joyas, como un carruaje de época barroca.

Museo del Botijo en Argentona

  • ¿Dónde está? Plaça de l'Església, 9
  • Precio de las entradas: 3 euros

Un voto religioso para proteger Argentona de una grave peste se relaciona con los orígenes del Museo del Botijo. Pero, en la actualidad, sus principios son mucho más terrenales y el museo lucha para que no caiga en el olvido el oficio del alfarero artesanal.

Botijo del Museo del Botijo / MUSEU DEL CÀNTIR D'ARGENTONA

Botijo del Museo del Botijo / MUSEU DEL CÀNTIR D'ARGENTONA

Es por ello que, además de una exposición permanente de cántaros, se organizan talleres para adultos y niños, muestras monográficas y una Feria Internacional de Cerámica que, año tras año, ayuda a difundir la manera tradicional de trabajar el barro, desde la extracción de la tierra hasta la cocción en el horno, pasando por el modelado en el torno manual y las técnicas de decoración muy diferenciadas.

Museo de la Estampación en Premià de Mar

  • ¿Dónde está? Carrer Joan XXIII, 2-8
  • Precio de las entradas: 4 euros

Un edificio que hay que visitar en Premià de Mar es la sede del Museo de la Estampación. Se trata del lugar ideal para aprender a trabajar los tejidos tal y como se hacía en épocas pasadas.

El oficio de estampador, por ejemplo, se focaliza en técnicas de repetición de motivos que ya se conocían en el siglo XVIII. El de tintorero, por su parte, en los pigmentos naturales. El de tejedor, a partir del tacto de los diferentes hilos y la experimentación con la urdimbre y la trama. Y por último, el de grabador, en la creación de moldes y la observación de las herramientas que se utilizaban.

Museo Molino Papelero en Capellades

  • ¿Dónde está? Carrer Pau Casals, 10
  • Precio de las entradas: 6’25 euros

Del fuego y la tierra, en el Museo Molino Papelero de Capellades no se habla demasiado. Pero al agua y los árboles, en cambio, no paran de alabarlos, ya que son los elementos que nuestros antepasados utilizaban para fabricar papel según el método artesanal.

El museo está situado en el antiguo molino papelero Molí de la Vila, del siglo XVII, y acoge una importante colección de maquinaria, herramientas y documentos relacionados con los métodos de elaboración del papel y los sistemas de impresión. También se organizan cursos y talleres de mucho prestigio.

Antigua Curtiduría de Ginebreda en Granollers

  • ¿Dónde está? Plaça de l’Església, 7
  • Precio de las entradas: Gratis

La antigua curtiduría de Ginebreda es de origen medieval, pero se ha conservado bastante bien y permite entender no sólo cómo era la rutina de trabajo de los artesanos de la piel, sino también las colaboraciones que se establecían con otros profesionales muy buscados en aquellos tiempos.

El espacio museizado también destaca la importancia de Granollers como núcleo de población que nació en un cruce de caminos y en el que, desde el siglo X, existe un mercado que es clave en la riqueza de la capital del Vallès.