Menú Buscar
El humorista Eugenio en una foto de archivo / EUROPA PRESS

Un juez avala la imitación de Eugenio y afea a su hijo la crítica "desleal"

El magistrado concluye que la parodia del actor Antoni Climent no es una burla, sino un homenaje al humorista, fallecido en 2001

27.05.2019 17:30 h.
4 min

Un juez de Barcelona ha avalado la imitación del humorista Eugenio a cargo del actor Antoni Climent, al concluir que no es una burla, sino un homenaje al artista compatible con la explotación de la obra original por parte de su hijo, a quien condena por criticar de forma "desleal" la parodia.

Así lo sostiene el titular del juzgado mercantil número 7 de Barcelona en una sentencia, que se puede recurrir, en que estima parcialmente la demanda por competencia desleal interpuesta por Climent contra el hijo de Eugenio, Gerard Jofra, y su productora Saben aquel que diu.

Reugenio

Climent acordó en 2009 con el hijo de Eugenio crear un nuevo personaje, llamado "Reugenio", con el que llevó el legado del popular humorista --fallecido en 2001-- por numerosos escenarios, hasta que ambos rompieron el acuerdo en 2014.

Tras la ruptura, Climent empezó a explotar un espectáculo con la denominación "Meugenio", ante lo cual Gerard Jofre contactó con clientes del artista para advertirles de que no tenía permiso y que si le contrataban vulnerarían los derechos de propiedad intelectual.

"Denigración de la reputación"

Climent interpuso una demanda ante los tribunales, que le han dado parcialmente la razón al concluir el magistrado que el hijo de Eugenio incurrió en una conducta "desleal" y de "denigración de la reputación" del imitador, por lo que le ordena que deje de interferir con las productoras que tratan de contratar el espectáculo "Meugenio".

Para el juez, las manifestaciones del hijo de Eugenio en contra de Climent buscaban "menoscabar el crédito en el mercado" del imitador de su padre.

"Homenaje"

Según la sentencia, no se ha constatado en este caso que la imitación cause un "daño objetivo" a la obra original ni a su autor, sino más bien al contrario, ya que "en cierto modo" Climent ofrece un "homenaje" al acercarse "lo más fielmente" posible al personaje original con una imitación "no distorsionadora".

En este sentido, subraya que las actuaciones de Climent imitando a Eugenio "son verdaderas parodias, en la medida en que la imitación efectuada no pretende, en modo alguno, una burla de dicho personaje, sino un acercamiento, una imitación fiel a la obra original, la cual, es, además, de un tipo cómico".

Sin daño a la obra original

Pese a la "enorme similitud" que puede tener la imitación con Eugenio, el juez asegura que es imposible que se confunda con la obra original, ya que es un hecho notorio, "sobradamente conocido", que el humorista, de gran "repercusión y reconocimientos públicos en España", falleció en marzo de 2001.

"No se aprecia que mediante la parodia se esté infiriendo un daño a la obra original o a su autor", argumenta la sentencia.

Coexistencia

Además, subraya que no se ha podido apreciar que la imitación de Eugenio perjudique la explotación normal de la obra o los intereses legítimos del titular de sus derechos, su hijo Gerard Jofra, ya que ello no resulta incompatible con la parodia a cargo de Climent.

"Al ser una parodia de la obra original, cada una tiene su propio ámbito, su propio mercado, su propio público", razona el juez, que apunta que la actuación de Climent incluso podría "coexistir" con al obra original de Eugenio.