Menú Buscar
Jaume Roures durante una presentación / EFE

Jaume Roures y Mediapro, acusados de inflar las cifras de dos de sus producciones

La fiscalía ve un delito de fraude y falsedad documental por parte del empresario y su socio en la productora Oviedo TV, Josep Maria Bonet

Redacción
2 min

El empresario y propietario de Mediapro, Jaume Roures, y su socio en la productora Oviedo TV, Josep Maria Bonet, han sido acusados por la fiscalía de presunto fraude y falsedad documental por inflar la cifra de espectadores de dos de sus películas.

Según informa el portal especializado en cine decine21.com, este presunto fraude se realizó con el objetivo de pedir subvenciones al Ministerio de Cultura. Las producciones en cuestión son Flores negras, de David Carreras, que se benefició de una ayuda de 633.000 euros, y La vida empieza hoy, de Laura Mañá, que consiguió 652.697 euros.

Mediapro tomará acciones legales

El informe de la Intervención General de la Administración del Estado (IGAE) explica que ambos largometrajes deberían haber tenido una subvención real de 16.000 euros y de 45.000 euros, respectivamente. Por su parte, Mediapro ha informado a través de un comunicado que cuando Hacienda le comunicó el fraude se devolvieron ambas ayudas en su totalidad.

La compañía asegura que tomará acciones legales contra los que consideran responsables de la gestión de Ovideo TV, los hermanos Antoni y Quique Camins, el primero de los cuales fue director general de Ovideo de 2007 a 2013, cuando compraron su parte de la productora. Antoni Camins fue el responsable de firmar los expedientes que se remitieron al Ministerio.