Menú Buscar
Sergio y Javier Torres en el nuevo espacio gastronómico del Hotel Melià Sky / ARDUINO BANNUCCHI

El Dos Cielos de los hermanos Torres se reinventa

Los cocineros, que acaban de abrir en Madrid, estrenan un nuevo espacio en la última planta del Hotel Melià Sky de Barcelona

3 min

Una de las mejores e inéditas vistas de Barcelona, desde la terraza del Hotel Melià Skyn, es la mejor presentación de la reforma del Dos Cielos de los cocineros Sergio y Javier Torres, distinguidos con una estrella Michelin y que acaban de abrir un nuevo establecimiento en Madrid.

El restaurante forma parte ahora del espacio gastronómico 24 Cielos, en el que la cocina de los gemelos estrena una nueva carta exclusiva para cenas, basada en el mejor producto de temporada.

Público más diverso

“Hemos reformulado la oferta para hacerla más ligera y abierta a un público amplio y diverso”, dice Javier Torres. “Se trata de un cambio de concepto y una remodelación de espacios con el objetivo de acercar nuestra alta cocina a visitantes y barceloneses que demandan opciones flexibles, asequibles y adaptadas a cada momento”.

La reforma del Dos Cielos también supone un aumento de la capacidad, de 27 a 52 comensales en la parte interior. 24 Cielos reserva 24 plazas para cenar, y el resto del espacio se mantiene para tomar copas con una capacidad que supera las 50 personas sentadas.

La que fuera terraza del Dos Cielos se transforma en un Sky Lounge, un espacio polivalente con vistas excepcionales, en el que los chefs plantean una carta de tapas informal.

Eventos

Junto a la gastronomía para picar, el nuevo espacio de 24 Cielos se adapta a otro tipo de comensales con propuestas gastronómicas pensadas para distintas ocasiones que van desde coffe breaks, a buffets de finger food, pasando por bodas, aniversarios o citas de empresa, con menús a medida.

24 Cielos estrena un cerramiento que se expande por completo los días de lluvia o viento para proporcionar confort al comensal sin renunciar a las vistas. El espacio es calefactable en invierno y está provisto de toldo modulable y aire acondicionado.

El espacio está concebido como polivalente y cambiante. Su disposición diáfana permite desde instalar una mesa imperial, a organizar un lunch, pasando por el Sky Lounge urbano del que disfrutan tanto los clientes del hotel como los autóctonos que buscan un almuerzo informal, un café relajado, una copa afterwork o una cena realmente especial.