Menú Buscar
Manifestación de trabajadores tras el drama del derrumbe de Rana Plaza, en Bangladés

Zara y El Corte Inglés firman por el trabajo digno en Bangladés

Más de 100 multinacionales se comprometen a garantizar la vida y la salud de los trabajadores textiles en la región

24.02.2018 00:00 h.
3 min

Más cien multinacionales, entre las que se encuentran Zara y El Corte Inglés, han rubricado el Acuerdo de Transición de 2018 sobre seguridad en instalaciones fabriles en Bangladés. Garantizar la vida y la salud de los trabajadores textiles, tras el derrumbe de edificios que causó centenares de víctimas en 2013, es el objetivo de las 1.200 fábricas de la zona que emplean a más de dos millones de personas. 

“Las marcas que han firmado el Acuerdo de Transición 2018 muestran un compromiso con la transparencia y la seguridad de los trabajadores de Bangladés”, señala Valter Sanches, secretario general del sindicato IndustriALL Global Union. Reconoce que el marco legalmente vinculante del acuerdo es la única forma creíble de garantizar que los peligros estructurales y de incendio que ponen en riesgo la vida de los trabajadores sean remediados de manera oportuna en las fábricas textiles y de confección.

118.500 focos peligrosos

Los avances en la seguridad serán vigilados a través de comités de salud y seguridad. El acuerdo suscrito es un compromiso legalmente vinculante para hacer que las fábricas sean seguras y tiene el poder de cambiar la manera en que se producen las prendas. Tras su firma por 101 multinacionales entrará en vigor el próximo mayo, cuando expira el Acuerdo de 2013. El nuevo documento legal amplía las protecciones hasta el 31 de mayo de 2021.

Hasta el momento se han inspeccionado más de 1.800 fábricas que suministran a 200 marcas, identificándose 118.500 focos peligrosos. Se ha solucionado el 83% de los puntos de riesgo en 699 instalaciones, según los datos proporcionados por Accord, firma responsable de la inspección.

La tragedia de Rana Plaza

Este es el primer acuerdo con un mandato legalmente vinculante que compromete a las marcas de moda a exigir a sus contratistas que eliminen los problemas de seguridad eléctrica causantes de los incendios y los daños estructurales de los edificios.

En el derrumbe de Rana Plaza en 2013 perecieron más de 1.100 trabajadores de la confección y más de 2.000 resultaron heridos. Según reveló el diario estadounidense The New York Times, entre los escombros se descubrieron etiquetas y documentos de grandes marcas europeas y estadounidenses como Children’s Place, Benetton, Cato Fashions, Mango y otras.

La Asociación de fabricantes y exportadores de prendas de Bangladés (BGMEA), la Organización Internacional del Trabajo (OIT) y el Gobierno de Bangladés acuerdan un conjunto de condiciones rigurosas para el traspaso a un organismo regulador nacional.

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información