Menú Buscar
Entrada en la sede de Werfen en L'Hospitalet de Llobregat (Barcelona) / EP

Werfen se hace con más de un millón en contratos públicos en un mes

El fabricante de pruebas de diagnosis y material médico de la familia Rubiralta licita en La Rioja, Valencia, Baleares y Madrid

5 min

El gigante del material médico Werfen Group ha conseguido hacerse con más de un millón de euros en contratos públicos en el último mes. En un momento de incertidumbre política en Cataluña con consecuencias económicas, el grupo con sede social en L'Hospitalet de Llobregat (Barcelona) se ha hecho con licitaciones en La Rioja, Valencia, Baleares y Madrid. Plazas donde es fuerte, indican fuentes cercanas a la compañía liderada por los Rubiralta.

El contrato principal asciende a 672.827,89 euros y los representantes del grupo familiar lo firmaron con el Servicio Riojano de Salud. En los próximos 28 meses se encargará de nutrir a la red sanitaria del gobierno regional de reactivos de microbiología-virología y autoinmunidad. Los usará el área de diagnóstico biomédico.

Licitaciones en La Rioja y Baleares

No es la primera ocasión en que Werfen se hace con un contrato destacado de esa comunidad. Logró parte del suministro de reactivos de hematología y coagulación para los laboratorios del departamento de Diagnóstico Biomédico del Hospital San Pedro a principios de julio. Concretamente, un lote valorado en 898.161,20 euros.

También participa de forma activa en las concesiones que se abren en Baleares. Sólo en el último mes ha conseguido dos contratos menores que por su cuantía no es necesario que pasen por un concurso público. Dotará de kits de detección valorados en 3.150 euros al servicio de salud de las islas y de antifúngicos, una factura que ascenderá a 3.854,55 euros.

Contratos menores

En cuanto a contratos menores, el Cuerpo Nacional de Policía adquirió equipos para su división forense valorados en 58.000 euros; el Hospital Universitario de Getafe compró a la empresa material de microbiología, bacteriología y de serología por 95.029,97 euros; mientras que el Instituto de Salud Carlos III se equipó con reactivos para toxoplasmosis y protozoos por 8.947,60 euros.

La factura del Hospital Universitario 12 de Octubre ascendió a 92.949,12 euros por material de laboratorio vario, y la compañía suministrará útiles para el fomento de la investigación sanitaria y biomédica de la Comunidad Valenciana valorados en 106.985 euros.

La empresa ‘hermana’ de Celsa

Werfen es una gran empresa que da trabajo a 260 personas en el país. La fundaron en 1966 los hermanos Francisco y José María Rubiralta, un negocio paralelo al que habían impulsado al convertir una laminadora de Sant Andreu de la Barca en el gigante Celsa (Barna Steel). Repartieron los negocios entre sus herederos en 2006: las acerías pasaron a manos de los hijos de Francisco y la empresa de material hospitalario se la quedaron los de José María.

Una década después, la situación de ambas ha cambiado. Celsa era el negocio más rentable de los Rubiralta, pero sufre por la guerra de precios que existe en el sector y las denuncias de dumping de los productos chinos. Algo que quedó claro en la última renegociación del pasivo que se cerró a principios de noviembre, una operación de 2.700 millones. Werfen, en cambio, no ha dejado de crecer.

Resultado de 2016

Sus propietarios explicaron que el beneficio neto del ejercicio 2016 se había situado en 139 millones de euros, una cifra en línea con los resultados del año anterior, y que la facturación crecía el 1,5%, hasta los 1.193 millones. El grupo hace años que no presenta los resultados consolidados en el Registro Mercantil.

Cuenta con centros de trabajo en las barcelonesas Lliçà d’Amunt y Sant Esteve Sesrovires, y tres en EEUU: Boston (Massachusetts), San Diego (California) y Orangeburg (Nueva York).