Menú Buscar
Imagen de las colas de pasajeros ante el mostrador de reclamaciones y billetes de Vueling el viernes.

Vueling tropieza en el inicio de la Operación Salida de verano

La aerolínea arranca la temporada alta con seis cancelaciones y centenares de pasajeros tirados

Ignasi Jorro
3 min

Los agoreros lo preveían y se ha confirmado. Vueling ha empezado la Operación Salida de verano con mal pie tras sufrir seis cancelaciones de vuelos sólo en el aeropuerto de El Prat de Barcelona hasta mediodía. La compañía aérea ha dejado a centenares de pasajeros en tierra, que serán recolocados en los vuelos de la tarde y el sábado por la mañana.

Aena ha confirmado que el hub aéreo barcelonés funciona como un reloj en el primer día de salida de turistas españoles al exterior. En total, el aeropuerto gestionará cerca de mil operaciones sin apenas complicaciones.

La excepción es Vueling. La compañía que comanda Javier Sánchez-Prieto ha arrancado a medio gas con, sostienen pasajeros afectados, cancelaciones por "inoperatividad". Los problemas coinciden con una crucial reunión en Madrid entre dirección y sindicatos que debería servir para cerrar filas en la operadora, paso previo a resolver el caos actual.

"Sin información"

Uno de los afectados, Volker Hermann, ha explicado su caso a Crónica Global tras esperar tres horas ante el mostrador de reclamaciones. "Mi vuelo a París de las 9:20 ha sido cancelado. El mensaje SMS me ha llegado a las 7:20, cuando ya estaba en el aeropuerto. Después, tres horas de cola sin recibir apenas información", ha indicado el pasajero.

El viajero ha cargado contra Vueling y ha loado la gestión del aeropuerto a partes iguales. "Los únicos que ayudan son los de seguridad. ¿La compañía? En la cola no hay ni agentes de atención. Gente en silla de ruedas, personas que no hablan español. Es una chapuza", ha lamentado.

Resignación

La aerolínea sorteará el primer gran día de tráfico aéreo en España por la resignación de los pasajeros. "Volaba a Málaga por ocio y mi conexión ha sido cancelada por la mañana. He perdido el día libre que había pedido en el trabajo y, si no me recolocan, la escapada. No puedo hacer nada, sólo reclamar", ha explicado Isabel Núñez, otra viajera atrapada.

Más recelos muestra Juan Gallego. El pasajero malagueño se quedó en tierra cuando el vuelo de las 11:10 no salió. Tras ser reubicado a las 10 de la noche, deja claras sus intenciones. "A partir de ahora, Vueling con mucha cautela", promete.

Semana negra

Las cancelaciones y retrasos del viernes ponen la puntilla a una semana negra para la aerolínea de bajo coste. Tras un mes de mayo y junio irregulares, Vueling naufragó el lunes por, indica la compañía, "un problema de operativa que está en visos de solución".

Desde el principio de la semana acumuló anulaciones y demoras que no ha podido drenar, y que el viernes han continuado en el mayor aeropuerto en el que opera, el de Barcelona-El Prat.