Menú Buscar
Ayuntamiento de Viladecans (Barcelona), que ha contratado a Rousaud Costas Duran para emitir criptomonedas vinculadas a la eficiencia energética / CG

Viladecans contrata a Rousaud Costas para dotarse de una criptomoneda

El ayuntamiento trabaja para implementar una nueva divisa vinculada al programa de ahorro energético de la ciudad

4 min

El Ayuntamiento de Viladecans, encabezado por el socialista Carles Ruiz, ha dado el paso definitivo para crear una criptomoneda del municipio. Una divisa cuya implementación legal correrá a cargo de los abogados de Rousaud Costas Duran, el bufete que se ha hecho con la adjudicación de los servicios jurídicos para dar forma a esta moneda local.

Se ha impuesto a Roca Junyent, Manubens Abogados y al despacho de Maria Antonieta Fernàndez, que también habían pujado por un contrato cuyo presupuesto máximo alcanzaba los 21.778,79 euros.

Cometido del contrato

El importe final es de 16.335 euros, una rebaja importante pero no la mayor que se valoró en la mesa de adjudicación. El bufete de Miquel Roca ajustó aún más la estimación económica de sus servicios, aunque pinchó en el análisis de la calidad técnica que se ofrecía.

Ahora, el adjudicatario del contrato deberá detallar los pasos necesarios para que la corporación local puede poner en marcha los VilaWatts. Empezando por la modificación de las bases de ejecución del presupuesto municipal, las reguladoras, detallar qué acuerdos se deben tomar y qué órganos son los competentes para poner en marcha la iniciativa.

Cómo suscribir ‘utility tokens’

Deberá escribir el contrato marco para sumar a las empresas interesadas en participar y, lo más importante, definir los convenios y protocolos que el ayuntamiento deberá suscribir con una agencia de dinero electrónico para poder emitir sus utility tokens. Es decir, las monedas de Viladecans con las que se estructurará la oferta municipal.

El objetivo de esta iniciativa, y de allí viene su nombre, es la de fomentar la eficiencia energética entre los habitantes del municipio. Se busca compensar a los ciudadanos que apliquen medidas para rebajar el consumo particular a cambio de recibir estas criptomonedas que se podrán gastar en comercios de Viladecans. Es decir, un elemento de dinamización de la economía local, tal y como indican los implicados.

Primera prueba piloto

Incluso se ha diseñado una prueba piloto en 60 viviendas distribuidas en tres edificios del municipio. Allí se activará una renovación de las viviendas para hacerlas más eficientes. Los ahorros que se generen se podrán monetizar en Vilawatts que, a la vez, se podrán gastar en servicios y productos que se vendan en los comercios adheridos a la propuesta.

Por ahora no tiene calendario límite. Primero, es necesario solventar todos los retos legales que implica poner en marcha un sistema de estas características.

Protección de datos

Rousaud y Costas tiene una última obligación detallada en el contrato. Deberá realizar un análisis jurídico de la afectación de la nueva moneda local ante las posibles vulneraciones de la ley de protección de datos de los usuarios.

Los impulsores de la iniciativa destacan que se deberán dar de alta en la entidad de dinero electrónico en la que circule la divisa y que lo ideal sería que el ayuntamiento tuviera acceso a los datos para fiscalizar el impacto final de la política puesta en marcha. Pide a los asesores legales contratados que analicen la titularidad de los ficheros de clientes y determinen qué cláusulas se deben introducir en los contratos.