Menú Buscar
abb-linares-cofares

La venta de Centro ABB a Corcóstegui deja un reguero de interrogantes

Los vínculos con una fundación del mismo nombre y la coincidencia de patronos y vendedores suscitan dudas en el sector sanitario

4 min

La operación de venta del Centro ABB (uno de los líderes en el tratamiento de la anorexia y la bulimia en España) al fondo de inversión Magnum para emprender una expansión del negocio por todo el territorio nacional, en coincidencia con otra compra del mismo fondo (ITA) ha suscitado dudas en el sector del negocio de las terapias contra la anorexia. La compra y venta, de hecho, puede registrar problemas por las interferencias con una fundación sin ánimo de lucro en el entramado empresarial de Centro ABB y sus principales accionistas, los hermanos Linares, Gaspar y Raquel.

La Fundación ABB, creada en 2004, es una institución de carácter benéfico sanitario, sin ánimo de lucro y de ámbito estatal, según consta en su web. Fue creada justo siete años después de la fundación de Centro ABB como empresa y cuando el negocio estaba despegando con más fuerza.

¿Problemas legales?

Fuente conocedoras de la transacción insinúan la existencia de problemas legales en Centro ABB como mercantil que presta y factura por sus servicios y la interferencia constante de la Fundación ABB como entidad sin ánimo de lucro.

El equipo asesor de la Fundación ABB en Cataluña y en Andalucía, liderado por Cristina Tolosa y Adrià Perea, y sus diversas e intensas relaciones profesionales con Centro ABB pueden resultar incompatibles y proyectar problemas de gobierno corporativo y transparencia en la gestión de la fundación, cuya misión principal es la de fomentar un desarrollo físico, mental y emocional saludable de la población infanto-juvenil.

Fundación poco transparente

La actividad de la fundación no es pública y solo se aprecia su participación en congresos profesionales y desarrollo de contenidos de prevención en su propia web. La misma página oficial contempla un patronato compuesto por cinco miembros de los cuales dos son hermanos, Raquel y Gaspar Linares (los accionistas que han vendido la mercantil), y todos están con cargos duplicados en Centro ABB. Las memorias anuales solo existen del ejercicio 2012 y 2013 y no hay nada correspondiente a los últimos cuatro ejercicios, lo que contradice la legislación vigente sobre fundaciones.

El fondo de inversión Magnum está buscando fórmulas para clarificar esta situación y tiene a su equipo de asesores trabajando en la división y la sustentación de la mercantil y la fundación para cumplir estrictamente con la legislación vigente, y evitar solapamientos e interferencias entre ambas entidades.

Razones de fondo de la operación

Gaspar Linares ya ha tenido problemas con Hacienda en su farmacia de Barcelona con una de las actas de mayor cuantía en los últimos años levantada a una oficina de farmacia. Según fuentes conocedoras de la operación, la venta de Centro ABB puede ser motivada por la necesidad de afrontar el acta de la Agencia Tributaria. También ejerce de vicetesorero de Cofares, la cooperativa farmacéutica líder en España, donde ha renovado el cargo con dos presidentes, Carlos González Bosch y el actual, Juan Ignacio Güenechea.

Destacadas en Business