Menú Buscar
Taxis en una calle de Nueva York, en una imagen de archivo / EFE

Las licencias de taxi en Nueva York se desploman ante Uber

El precio del permiso para hacer de transportista de pasajeros ha caído de 1,3 millones de dólares a 250.000 en dos años

13.10.2016 12:17 h.
2 min

Las licencias para tener un taxi en Nueva York han alcanzado un nuevo récord mínimo. El precio para obtener el permiso costaba 1,3 millones de dólares en 2014. Ahora, el valor de los medallion (así como denominan el derecho a trasladar pasajeros en los taxis) se encuentra en los 250.000 dólares, según indica la publicación estadounidense Business Insider.

La causa del desplome del valor de las licencias tiene nombre propio: Uber. La plataforma que ofrece una red de transporte privado a sus clientes tiene una cuota de mercado en la ciudad cada vez más alta. Si en abril de 2015 era del 15%, un año después aumentaba hasta el 27%.

Además, el total de trayectos realizados se incrementó el 121% en este periodo. Ser propietario de una licencia para operar un taxi en Nueva York era hasta ahora una inversión que hacían las familias para asegurarse el futuro. Ahora, los taxistas ven cómo Uber y otras plataformas similares provocan el hundimiento de su valor.  

Competencia para Uber

No es solo Uber la compañía que gana terreno en detrimento de los taxis. Lyft se ha hecho ya con un nombre en Estados Unidos, y la siguen de cerca Via y Gett, que ya cuentan con el 4%, el 3% y el 1% de la cuota en Nueva York.

Mientras que estas plataformas se expanden a grandes pasos, la del taxi recula poco a poco: el número de viajes realizados ha bajado el 9% en el último año y su cuota de mercado se ha reducido del 84% al 65%.

La administración de algunos Estados de EEUU ya han empezado a reaccionar ante esta situación. En concreto, la de Massachusetts estableció a finales de agosto un impuesto al transporte colaborativo. Las plataformas tendrán que pagar una tasa para cada viaje que hagan que se destinara a rescatar la industria de los taxis tradicionales.