Menú Buscar
Una de las playas cercanas al centro histórico de Sitges (Barcelona) / DIPUTACIÓ DE BARCELONA

La Diputación desvía turistas a Sitges para descongestionar Barcelona

El consistorio del Garraf pretende fomentar el lujo y la sostenibilidad para paliar los efectos de la masificación

29.07.2017 00:00 h.
4 min

Sitges es la solución que ha encontrado la Diputación de Barcelona para descentralizar el turismo masivo de la capital catalana.

El programa turístico "Barcelona es molt més", que promueve la institución provincial, tiene como objetivo ofrecer destinos cercanos y bien conectados con la capital catalana. De todos ellos, la localidad de El Garraf es la joya de la corona. La diputación la promociona como un emplazamiento que cuenta con "320 días de sol al año, sabores infinitos y que nunca te decepcionará".

Tras Barcelona, Sitges es el destino "preferido por los visitantes", como explican fuentes del área turística de la diputación a Crónica Global. Los datos del Gremio de Hostelería del mismo municipio lo confirman: la ocupación turística no ha bajado del 98% en la temporada estival. Auguran un verano de "récord". 

Un agosto 'de locura'

El presidente de la entidad, Joan Anton Matas, indica: “Hemos cumplido con las expectativas tanto en junio como en julio”. En agosto se desatará la locura. La organización turística prevé puntas del 100%. Ni una cama libre en toda la ciudad.

El turismo de sol y playa es el que más protagonismo tiene entre los viajeros en los meses de verano. Las tres playas principales de Sitges (la Fragata, la Ribera y el Estanyol) están abarrotadas. La saturación es evidente: “Hemos mejorado los servicios. Junio fue muy caluroso y eso potenció la llegada de visitantes”, expresa Manel Martínez, presidente de la Asociación Turística de Servicios y Playas. 

"Estamos encantados con el volumen de ocupación porque avala nuestra gestión", sentencia la concejal de Turismo, Ana Carbonell.

Lujo y sostenibilidad

Sitges cuenta con 29.000 habitantes empadronados. Durante el verano podría quintuplicar esta cifra.

El consistorio sitgetano tiene muy claro que no quiere convertirse en la nueva Barcelona. En su "Plan de acciones de Turismo" promueve la cultura, la sostenibilidad y el lujo. Precisamente, entre este fin de semana y el sábado 5 de agosto se celebra un nuevo certamen musical, el Festival Jardines de Terramar, que contará con las actuaciones de Fangoria y de Ara Mikilian, entre otros.

Paralelamente, Sitges ha incrementado su oferta de lujo para segmentar más al visitante. Quieren exclusividad. Esta temporada se han estrenado dos hoteles de alto standing: el Casa Vilella y el reformado Terramar.

Como destacan desde el consistorio, la sostenibilidad es una de sus principales apuestas. Tal es así que, el pasado año, recibió la certificación Biosphere, que le acredita como destino responsable con el medio ambiente y que cumple con unos estándares de calidad.

Imagen de una de las playas de Sitges (Barcelona) / CG

Imagen de una de las playas de Sitges (Barcelona) / CG

Otros destinos

Curiosamente, la Diputación de Barcelona ha recibido este galardón en 2017.

Aparte de Sitges y de la costa de El Garraf, la institución provincial fomenta otros emplazamientos turísticos como destinos de enoturismo (DO Cava y DO Penedès), turismo rural y pueblos con encanto del interior. Todo ello con un único objetivo: descongestionar Barcelona.

 El año pasado esta iniciativa representó el 27,5% de la ocupación turística provincial. Con los números de Sitges bajo el brazo, la diputación espera que se incrementen para 2018.

¿Quiere hacer un comentario?
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información