Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Turistas en una playa de Barcelona durante la pandemia / EP

El turismo catalán acumula pérdidas de 35.000 millones por la pandemia

La afectación económica en el sector se ha reducido con respecto al año pasado, pero todavía pesan las restricciones de algunos países europeos para viajar a Cataluña

3 min

Las empresas del sector turístico catalán perderán 35.000 millones de euros a causa de la pandemia de coronavirus, según ha señalado este juves Turismo de Barcelona. Las pérdidas se dividen en los 20.000 millones de euros del año pasado y los 15.000 millones en los que se estima la afectación que tendrá el Covid este año.

Eduard Torres, presidente del consorcio turístico barcelonés, ha recordado que el turismo representa el 12% de la economía catalana, unos 30.000 millones de euros. En un encuentro organizado por Oracle sobre El futuro del turismo. El uso de los datos para mejorar la experiencia turística, Torres ha destacado que el año pasado la afectación de la pandemia sobre el sector fue del 70% y este año, si bien se reducirá, será de un 50%.

Las empresas languidecen

En total y en comparación con las cifras de 2019, la afectación de la pandemia en el sector turístico suma 35.000 millones de euros en 2020 y 2021. Torres ha asegurado que, cuando ha habido sectores cerrados durante casi un año y medio y estamos en el debate de ayudar a las empresa para que no acaben de morir del todo, es "difícil" dar marcha atrás en las restricciones.

Sobre las recomendaciones de algunos países, como Alemania, de no viajar a Cataluña por la alta incidencia del Covid, Torres ha dicho que "poco podemos hacer" desde aquí porque es un asunto de salud y de los estados, en la que también "interviene la geopolítica".

La esperanza de la vacunación

En su opinión, desde aquí, solo hay que dar el mensaje "optimista" de que la vacunación está funcionando muy bien y de que en agosto el 70% de la población estará vacunada. Torres ha apuntado que en Barcelona el 55% de los hoteles todavía sigue cerrado, pero son cuatro veces más de los que estaban abiertos en febrero.

"Hemos subido mucho, pero todavía tenemos poca demanda", ha aseverado y ha calculado que en julio la facturación será aproximadamente un 30% de la de 2019, pero que, en agosto, empezará un "salto significativo" y otros meses, como septiembre u octubre, también irán bien. Ha recordado, una vez más, que la recuperación no se dará hasta 2022 y que "la cosa irá más rápido de lo que pensamos", ha señalado.