Menú Buscar
Juan de Dios, adjunto a la dirección de Bornay, distribuidora de la batería Tesla en España, junto al logo de la multinacional / CG

"España tarda 13 meses en legalizar una batería de Tesla"

Juan de Dios, adjunto a la dirección de la distribuidora Bornay, advierte de los obstáculos a la firma de Elon Musk

5 min

Palabra de su único distribuidor en España. "Tesla verá el país como poco rentable si persisten las trabas a la autogeneración de electricidad", anuncia Juan de Dios. El adjunto a la dirección de Bornay Autogeneradores no es un directivo cualquiera. La firma tiene el único contrato para distribuir baterías Powerwall de Tesla, la próxima frontera en energías renovables. La semana pasada, De Dios pasó por Barcelona, donde presentó su gama de productos para yates en el 55º Salón Náutico de la Ciudad Condal.

-Pregunta: ¿Cómo está el sector de las energías renovables en España?

-Respuesta: Ha habido varias fases. En la década de 1980 hubo un boom de la aerogeneración. Después, entramos en la fase de éxito de la fotovoltaica y la minieólica, de 2000 a 2004. En 2008, se frenó abruptamente el crecimiento en este sector. No se ha recuperado hasta 2014. Ahora llevamos dos años de repunte, pero con niveles inferiores a 2005. La industria está, literalmente, muerta.

-¿Cómo ha resistido Bornay Aerogeneradores a la crisis?

-Diversificando. Nos hemos mantenido fieles a la aerogeneración, pero hemos entrado en otros campos: productos derivados de las energías renovables como baterías domésticas o para yates, buggies de golf o caravanas. Hemos entrado en mercados como Sudamérica y, próximamente, Estados Unidos.

-En qué cifras se encuentra Bornay ahora mismo?

-En el cénit de la expansión de las renovables en España llegamos a los 12 millones de facturación. Este año, y tal como van las cosas, recuperaremos y llegaremos a los cuatro millones tras varios ejercicios por debajo.

-Más allá de los lugares comunes, ¿cómo es trabajar con Tesla?

-Es una empresa un poco especial. Dan mucho valor a la confidencialidad. Todos los procesos son controlados, cerrados. Tienen muy presente que son una empresa mediática.

-¿Cómo entran en contacto con la firma de Elon Musk?

-Fue algo natural. Tesla entró en el sector de las renovables. Y allí se toparon con nosotros. Tras varias propuestas, accedieron a recibirnos. Les ofrecimos el mercado español, y lo percibieron como altamente interesante. No fue automático: hicieron indagaciones, estudios de mercado. Vieron que el mercado de distribución era muy reducido, y nos empezaron a ver con buenos ojos.

-¿Qué significa su acuerdo con esta multinacional?

-Que somos los únicos que podemos distribuir los Powerwall (imagen superior). Intermediamos entre Tesla y los comercializadores e instaladores.

-¿Cómo ha ido su experiencia?

-De manera muy positiva. 250 empresas han entrado en la red de instaladores interesados. Ahora estamos muy atentos al Powerwall 2.0, que se presentará esta semana.

-¿Cuándo podremos ver (y comprar) las baterías de pared de Tesla en España?

-En el primer trimestre de 2017. El calendario puede variar, porque Tesla diseña semana a semana su estrategia.

-¿Funcionará España?

-Depende. Menos de 3.000 baterías vendidas al año, y Tesla verá España como un mercado no rentable. Nosotros creemos que esa meta es posible, si no hay trabas como hasta ahora.

-¿Qué tipo de obstáculos detectan?

-De todo tipo. Muchos trámites burocráticos para instalar una batería de 250 a 300 kilovatios. Las eléctricas no dan facilidades. Es muy difícil el autoconsumo. Un ejemplo: hay empresas interesadas a las que se les obliga a hacer obras para pasar cableado por la calle. En estas condiciones, no es rentable.

-Soy un consumidor. ¿Cuánto tardaré en colgar una batería Powerwall de mi muro con permiso?

-Varios meses, al ritmo actual. Depende de los permisos del Gobierno. Una experiencia que hemos tenido, la primera, de hecho, ha durado 13 meses.

-¿La burocracia podría frustrar el negocio de Tesla en España?

-Creemos que no. Hemos recibido más de 600 peticiones de particulares y empresas interesadas. Creemos que hay masa crítica. 3.000 baterías al año es un dispositivo vendido al año en cada pueblo de España. Hay demanda suficiente.