Menú Buscar
Francisco Reynés, presidente de Naturgy, en la última junta de accionistas de la energética / CG

Reynés transforma Gas Natural en Naturgy

Cuatro meses después de tomar las riendas de la energética, el presidente ejecutivo da a conocer ante los accionistas una nueva identidad visual que pretende internacionalizar el grupo

27.06.2018 12:38 h.
6 min

Gas Natural Fenosa es desde este miércoles Naturgy. El nombre representa el primer cambio de gran calado en la compañía que firma el presidente ejecutivo desde hace cuatro meses, Francisco Reynés. Una acción con la que pretende dar una imagen más internacional de la firma que nació en Barcelona hace 175 años.

Naturgy, la nueva marca de Gas Natural Fenosa / CG

La nueva marca de Gas Natural Fenosa, Naturgy / CG

Por primera vez en su historia, el nomenclátor del grupo no lleva la palabra gas. “Consideramos que en estos momentos debemos mostrar nuestra aspiración internacional, contar con un logotipo digitalizable y con un nombre corto que englobe que somos una compañía energética”, ha explicado el presidente de la nueva Naturgy en un encuentro con los medios previo a la junta de accionistas. La primera que se celebra en Madrid a raíz del cambio de domicilio social que se hizo en plena crisis política en Cataluña.

175 años de historia

Ante los accionistas, Reynés ha defendido que la energética es una "compañía con 175 años de historia y evolución". Un grupo que se ha convertido en una "energética líder a nivel global" y que así lo quiere mostrar en su nueva identidad visual. 

Ha explicado que en este tiempo se han presentado avances como "el primer fax, la campana eléctrica, el motor de cuatro tiempos, el barco de hélices o las fotografías en la luna". Para la empresa, se ha pasado de explotar "9.000 puntos de alumbrado en Barcelona", el objeto de la Sociedad Catalana para el Alumbrado del Gas, hasta transformarse en una firma "líder en el mercado español y latinoamericano y con presencia en 40 países de todo el mundo". Un grupo con una capitalización bursátil de 22.000 millones de euros, activos valorados en 47.000 millones y unos 18 millones de clientes. El perfil que se intenta plasmar en la construcción de Naturgy

El directivo incide en que se trata de una marca "innovadora y sin el degradado anterior que dificultaba el uso en las pantallas de ordenador". La propuesta que mejor aúna los atributos de "globalidad, un nombre corto, que recuerda la defensa del medio ambiente y con el que se respeta y simplifica nuestro pasado". Cuestión que se consigue al mantener una mariposa en la imagen de color naranja, el corporativo hasta la fecha. 

Nueva holding

También tendrá un impacto que va más allá de lo visual. Se ha creado una nueva sociedad matriz, Naturgy Energy Group, que consolidará todos los negocios del grupo energético. Otra de las medidas que Reynés se había marcado como objetivo de gestión, además de revisar el número de compañías.

En el nuevo plan estratégico que se presentará el jueves en Londres se fijará como reto reducir la cifra de 200 mercantiles que tienen activas. “Necesitamos llegar a las mínimas necesarias”, ha asegurado el presidente ejecutivo, “supone un gasto importante en costes de administración y jurídicos”. Es uno de los pocos detalles que se han avanzado de la hoja de ruta que marcará el día a día en la compañía hasta 2022. El grueso de los “ejes de transformación” a los que ha dado forma su presidente desde febrero.

Nuevo consejo de administración

La junta de accionistas de la nueva Naturgy ha dado luz verde a la renovación del consejo de administración del grupo. Se ha reducido a 14 representantes. Además de Reynés, Marcelino Armenter y Enrique Alcántara representan a Criteria (24%); Javier de Jaime y José A. Torre de Silva han sido elegidos por Rioja (CVC y Alba, 20,1%); y William A Woodburn y Rajaram Rao por el fondo GIP.

Hay cinco independientes: Claudio Santiago, Pedro Sainz de Baranda, Helena Herrero, Ramón Adell y Francisco Bell. María Echenique ejerce de vicepresidente y Manuel G. Cobaleda ostenta el cargo de secretario.

El grupo ha marcado como deberes futuros mejorar el número de mujeres del órgano directivo. Aunque Reynés ha defendido que el "44% de los cargos directivos" de la compañía están ocupados por mujeres y que están comprometidos con la igualdad de oportunidades. Más allá del debate de género, que ha merecido un aparte en la junta, el presidente asegura que el gobierno corporativo resultante “combina los perfiles económicos, de gestión, ingenieros y jurídicos”. Una mezcla de identidades con la que también se intenta mostrar que la cotizada es una compañía energética global, no sólo gasista, y con visión internacional. La impronta que intenta dejar en el grupo Reynés.

¿Quiere hacer un comentario?
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información