Menú Buscar
Francisco Reynñes, presidente ejecutivo de Naturgy, la nueva Gas Natural, en la presentación del plan estratégico en Londres / CG

Reynés espera que Naturgy pierda 3.000 millones en su primer ejercicio como marca

Avanza un impacto negativo en el consolidado del grupo por la depreciación de los activos, aunque prevé los beneficios en el individual que blinden los dividendos

28.06.2018 15:29 h.
3 min

El presidente de Naturgy, Francisco Reynés, ha reconocido este jueves que la energética cerrará el ejercicio en curso con unas pérdidas de 3.000 millones de euros. Serán los primeros resultados de la nueva marca de Gas Natural Fenosa. Se justifican en la depreciación de los activos de la compañía, el hachazo de 4.900 millones en el valor en libros que se llevará por delante el fondo de comercio, valorado en 2.000 millones.

El ejecutivo ha defendido que este resultado es un “efecto simplemente contable”. Relata que se han visto obligados a la revisión a la baja del porfolio por la nueva realidad del mercado energético. Y ese escenario afecta a todas las tecnologías en las que opera. Es decir, la centrales de carbón, los ciclos combinados, la térmica y las nucleares.

Compensar con Nedgia

Reynés afirma que los 3.000 millones de pérdidas del consolidado se compensan por las últimas desinversiones que se han realizado en la compañía. Es decir, con la venta del 20% de Nedgia por 1.500 millones de euros.

“Casi diría que en el resultado individual será superior con esta compensación”, ha manifestado Reynés en un encuentro con los medios posterior a la presentación del nuevo plan estratégico del grupo. La hoja de ruta quinquenal que espera llegar a 2022 con unos beneficios de 1.800 millones frente a los 1.360 millones del cierre de 2017, con mayor exposición a los negocios eléctricos y con una revalorización de los dividendos del 59%.

Sin efectos en los dividendos

De hecho, el presidente de Naturgy ha asegurado que las pérdidas que se notificarán a finales del año no tendrán ningún efecto negativo sobre el reparto de beneficios en el ejercicio en curso. Promete que se cumplirá el incremento del 30% comprometido en el plan estratégico y que se pasará de repartir un euro por título a los 1,30 euros.

Se llegará a retribuir al accionista con 1,59 euros al final del plan quinquenal. Reynés asegura que la nueva etapa de la antigua Gas Natural se “regirá con el free cash flow”. Manifiesta que todos los beneficios que se obtengan sólo tendrán dos salidas: “O los invertimos o los distribuimos entre los accionistas”.

Recuerda que incumplir este plan tendrá efectos incluso en su propio bolsillo. “Yo diría que no seguiré al frente de la compañía si nos los saltamos”, ha bromeado con la prensa. Por lo que promete un “compromiso total” en cumplir con todos los objetivos con los que se han comprometido.

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información