Prosegur huye del negocio de dinero en efectivo

La compañía coloca en bolsa Prosegur Cash ante el auge del comercio electrónico, las tarjetas y las aplicaciones de pago sin contacto

4 min
Dos vigilantes y un camión de Prosegur, en una imagen de archivo / EFE
18.02.2017 00:12 h.

El consejero delegado de Prosegur, Christian Gut Revoredo, hijo del fundador del imperio de seguridad privada, plantea la salida a bolsa de la filial Prosegur Cash. Los bancos colocadores ansían valorarla en 4.000 millones de euros y la califican como la joya de la corona del grupo, con unos ingresos de más de 1.700 millones de la empresa de vigilantes de marrón y amarillo y de los furgones blindados amarillos, y un ebitda --resultados antes de impuestos y amortizaciones-- de más de 300 millones.

La compañía es líder de mercado en la gestión de efectivo y logística de valores en España y Latinoamérica. Pero fuentes financieras lo ven como una operación maestra de Gut Revoredo para sacarse de encima una joya sin futuro.

El auge del comercio electrónico

El dinero en efectivo y otros valores como los talones están en camino de desaparecer por la rápida proliferación de la tecnología sin dinero en efectivo. Las tarjetas y aplicaciones sin contacto, como Apple Pay, significan que es más fácil que nunca pagar en un instante. 

El crecimiento masivo del comercio electrónico ha transformado a Amazon, eBay y una gran cantidad de otros minoristas online en algunas de las compañías más grandes y conocidas del planeta. Ahora, es posible comprar casi cualquier cosa desde un portátil y desde los smartphones. Los Estados, como España, también ponen de su parte, con limitaciones del pago en efectivo a unos pocos miles de euros, en un intento de bloquear la economía sumergida.

Una jugada maestra

Expertos en sociología consideran que el dinero en efectivo es cosa del pasado y que las nuevas generaciones no sabrán qué es una moneda o un billete, como ya no conocerán lo que es leer un periódico en papel. La tecnología y los nuevo hábitos de pago por móvil, el comercio electrónico y las restricciones de las autoridades fiscales hacen poco probable que Prosegur Cash pueda seguir siendo una joya para los inversores, según las mismas fuentes financieras.

Otros expertos son más directos y consideran una jugada maestra empaquetar esta filial para sacarla a bolsa, y recuerdan cuando Telefónica hizo lo mismo con Páginas Amarillas; se preguntan qué ha sido de los inversores que acudieron a la salida de esta filial de Telefónica. Los mismos expertos esperan a comprobar los riesgos contemplados en el folleto registrado en la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

Valor de futuro

Estudios recientes de MasterCard y McKinsey confirman que América del Norte tiene una proporción del 48% de efectivo y 52% no efectivo; Europa, del 66% frente al 34%; y Asia-Pacífico, del 65% y el 35% respectivamente. Los sitúa como los mercados que marcan la tendencia de futuro para el resto del mundo. A Prosegur Cash le queda el ritmo más lento de Latinoamérica, que solo alcanza el 9% en no efectivo.

Analistas especializados en empresas de seguridad coinciden con el diagnóstico y consideran que la seguridad privada está en alza y son valores de futuro. Reconocen que Prosegur es un líder sólido y de futuro, pero no ven recorrido independiente a una compañía dedicada y especializada en cash. Para Prosegur, puede ser positivo quitarse esta división de encima y no tener que pasar por el adelgazamiento complejo de una filial.

¿Quiere hacer un comentario?