Menú Buscar
De izquierda a derecha, los líderes de las patronales y sindicatos catalanes: Joaquim Gay de Montellà (Foment del Treball); Josep González (Pimec); Javier Pacheco (CCOO de Cataluña); y Camil Ros (UGT de Catalunya) / FOTOMONTAJE DE CG

El ‘procés’ fractura a patronales y sindicatos

Foment del Treball convoca de urgencia una reunión extraordinaria del comité ejecutivo mientras UGT reúne al comité nacional y CCOO al confederal para analizar la DUI

4 min

El procés se ha llevado por delante la unidad en las patronales y sindicatos catalanes. La escalada de tensión de los últimos días también ha hecho acto de presencia en las cúpulas de las organizaciones, que se reunirán entre el lunes y el martes para poder buscar de nuevo una voz mayoritaria en la antesala de una posible declaración unilateral de independencia (DUI).

En los foros empresariales era donde se había mantenido más la calma hasta la fecha. Pero el 1-O evidenció la diversidad de opiniones de los miembros de Foment del Treball y Pimec. Los encuentros de los comités ejecutivos de la semana pasada fueron reflejo de la tensión del momento político, indican fuentes cercanas a ambas organizaciones empresariales.

División independentista

“Las patronales somos el reflejo de la sociedad catalana”, señalan los mismos interlocutores. Hay casi dos bandos, los favorables y los contrarios al independentismo. Dos grupos que hasta ahora eran más evidentes en la organización de pymes presidida por Josep González que en la gran patronal encabezada por Joaquim Gay de Montellà.

Las fuentes consultadas hacen una lectura de la situación en clave territorial. Más allá de la divergencia de Cecot y Foment del Treball por su posicionamiento en el procés, organizaciones de Girona, Terres de l’Ebre o algunas comarcas del interior de Cataluña consideran incluso tibia la petición de diálogo y de referéndum pactado que se acordó el lunes pasado. Igual que otros miembros exigían ir más allá.

Comité ejecutivo extraordinario de Foment

Para pasar página a esta divergencia de opiniones dentro de la patronal, Montellà convocó el viernes un nuevo encuentro del comité ejecutivo que tendrá lugar el día 9 para calmar las aguas.

Desde su entorno reconocen que la oleada de cambios de domicilios sociales de los bancos catalanes y las cotizadas, unido a la previsión de la DUI y la posible suspensión de la autonomía posterior, genera nervios. Por todo ello, Foment del Treball quiere pactar una voz unitaria para los acontecimientos que se esperan en los próximos días.

La DUI también separa a los sindicatos

En cuanto a los sindicatos, la DUI también divide. CCOO y UGT de Cataluña abogan por el diálogo, pero son conscientes de que esta opción por ahora tiene pocas posibilidades de llegar a buen puerto.

Constataron su división en el llamado paro general del martes pasado. Parte de la afiliación criticó que se unieran a una huelga política promovida por un grupo de minoritarios y se demarcaron de la propuesta, como ocurrió en una de las factorías más icónicas de Cataluña, la de Seat en Martorell (Barcelona). Otros exigieron más movilización para sumarse a la iniciativa promovida desde la Generalitat.

Proceso de diálogo amplio y plural

Ante este escenario, han abierto su propio proceso de debate interno en el que deben participar todas las federaciones y ámbitos de actividad.

UGT ha convocado el consejo nacional este lunes. Un órgano en el que están representadas las bases del sindicato. CCOO mantendrá la misma discusión un día después pero en el ámbito estatal. El consejo confederal en Madrid para analizar el reto político, económico y social catalán y pactar una voz unánime en la organización. Intentarán dar carpetazo a sus diferencias.