Menú Buscar
El financiero Eduardo Pascual Arxé, durante uno de los procedimientos en los que está implicado / EFE

La policía detiene en Burkina Faso al expresidente de Eurobank, fugado desde 2015

Eduardo Pascual Arxé dirigió una trama defraudadora para despatrimonializar el banco

11.05.2017 16:11 h.
5 min

La policía ha detenido a Eduardo Pascual Arxé​, expresidente de Eurobank​, sobre quien pesaba una orden de busca y captura de la Audiencia Nacional (AN) desde 2015. Se encontraba en Burkina Faso.

Pacual Arxé está acusado de quebrar la entidad y por su implicación en el caso de los ERE fraudulentos de la Junta de Andalucía.

Cuatro identidades diferentes

Arxé desapareció poco después de la quiebra de Eurobank, que tuvo lugar en 2003. Y, según ha explicado la policía, utilizó todo tipo de tretas para evitar su detención, entre ellas, viajes, matrimonios y cambios de pasaporte en distintas ocasiones. De hecho, llegó a tener cuatro identidades distintas.

En 2005 contrajo matrimonio con una ciudadana boliviana y solicitó la nacionalidad de ese país. Tras conseguirlo, pidió la modificación de su nombre, para pasar a ser Eduardo Monasterio Arce.

Pasados dos años, solicitó cambiar su nombre de nuevo, aludiendo a que coincidía con el de un ciudadano peruano con antecedentes penales en el mundo económico, lo cual afirmó que dificultaba su desarrollo profesional. Y así pasó a llamarse Marcelino José Monasterios Arce.

El arrestado llegó a tener tres pasaportes bolivianos y uno español con los que viajaba por todo el mundo sin temor a ser descubierto por los agentes.

En 2013 fue detenido, pero en 2014, tras 15 meses de cárcel en un centro de Sevilla, aprovechó que se encontraba en libertad condicional para huir con un pasaporte boliviano.

Las investigaciones permitieron comprobar que logró refugiarse en Burkina Faso, donde podría haber contraído matrimonio con una mujer de aquel país para conseguir, como hizo en Bolivia, una nueva documentación y evitar así el rastreo al que le sometía la Policía Nacional.

Ahora, Arxé ha sido detenido en una compleja operación coordinada en Uagadugú, capital de Burkina Faso, con funcionarios de ese país.

Quiebra con una deuda de 150 millones

El expresidente de Eurobank está reclamado por una causa abierta por la AN sobre despatrimonialización de la entidad, que suspendió pagos en septiembre de 2003 dejando una deuda de 150 millones de euros con sus acreedores.

La AN condenó en abril a penas entre un año y dos años y tres meses a la antigua cúpula de Eurobank --no al entonces desaparecido Pascual Arxé-- por administración desleal. Desviaron para uso particular cerca de 10 millones procedentes del banco, en una trama dirigida por el expresidente.

Investigado por los ERE

No es la única causa por la que está reclamado Pascual Arxé, que fue detenido en marzo de 2013 por la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil en la investigación de los ERE.

Arxé dirigía la mutua Fortia Vida, integrada en el holding Vitalia y, tras pasar 15 meses en la cárcel por su implicación en la causa de los ERE fraudulentos a través de la consultora Vitalia, salió de la cárcel tras pagar una fianza de 6.000 euros y otros 5.000 euros de caución. Huyó después.

"La punta del iceberg"

Ante la jueza que comenzó la instrucción de los ERE, Mercedes Alaya, el exdirectivo declaró que el PSOE se había financiando con el dinero de los expedientes laborales aprobados desde la Junta de Andalucía.

Llegó a cifrar en 98 millones la cantidad que salió de la Junta hacia Fortia Vida, empresa que, dijo ante Alaya, controlaba el Partido Socialista de Cataluña (PSC), y de allí 18 millones se destinaron “al bolsillo” de las sociedades de cuatro empresarios vinculados con la cúpula del PSOE.

Ese dinero se invirtió en dos hoteles en la República Dominicana controlados por esos empresarios vinculados con el PSOE, declaró entonces Pascual Arxé, que fuera del despacho de la juez apuntó que lo investigado hasta ese momento en los ERE era sólo “la punta del iceberg”.