Menú Buscar
Quirze Salomó, consejero delegado de Nostrum y la entrada de uno de los establecimientos del grupo en Barcelona / CG

Nostrum congela la mejora salarial de sus trabajadores hasta después de vacaciones

Los sindicatos denuncian un supuesto incumplimiento del convenio colectivo desde 2013

3 min

Queda en el aire la mejora de las condiciones laborales de los empleados de la cadena de comida preparada Nostrum. A mediados de julio, Inspección de Trabajo dio un ultimátum a la compañía: si no llegaba a un acuerdo con los sindicatos y los trabajadores, el inspector tomaría una decisión sin consultar a las partes. Según fuentes sindicales, la presión de la empresa retrasa ahora el plazo hasta después de vacaciones.

Hace casi cuatro años que los empleados de Nostrum tendrían que tener un sueldo mínimo superior a 1.000 euros. Fuentes sindicales aseguran que no es así, aunque el convenio colectivo estipula el 1 de enero de 2013 como fecha límite. La firma da largas a sus empleados, algunos de los cuales mantendrán por lo menos un mes más las condiciones actuales.

Propuesta de los trabajadores

La última reunión para abordar el tema fue el 14 de julio, cuando los representantes de los trabajadores hicieron una propuesta que la empresa estudia. El planteamiento que hay sobre la mesa es un aumento del sueldo del 6,5%. La proposición deja también pendiente el establecimiento de una cantidad a tanto alzado que cubriría los atrasos en los pagos.

Desde UGT prevén que el próximo encuentro será el definitivo y que la empresa anunciará, cuando se produzca, si acepta la propuesta de los trabajadores. El aplazamiento, sin embargo, asegura que la situación actual se perpetuará como mínimo hasta después de agosto, ya que las negociaciones han coincidido con el verano.

La intención de la compañía

Home Meal Replacement, la empresa propietaria de la franquicia, por su parte, dejó clara su posición en la primera reunión. Nostrum pretende hacer “borrón y cuenta nueva” y no pagar los atrasos que debe, según fuentes de UGT. Su intención es firmar un nuevo convenio que anule el actual, que vencía a finales de 2012, pero continúa vigente porque ninguna de las partes lo ha denunciado.

Los delegados de Home Meal dejaron caer en la reunión del 13 de julio que su pretensión es que todos los trabajadores alcancen el mínimo de 1.000 euros brutos mensuales de salario. Sin embargo, los plazos que prevé la empresa son distintos de los que solicitan los sindicatos (UGT y CCOO) y los trabajadores.

Nuevo convenio

Nostrum dibuja un aumento del sueldo gradual que se alargaría hasta tres años y con el amparo de un nuevo convenio. El pacto actual quedaría de esta forma obsoleto, pero el objetivo final se cumpliría con siete años de retraso. De momento, la demora es de casi cuatro años, a los que se añade un mes más.