Menú Buscar
Interior de la fábrica de Nissan en la Zona Franca de Barcelona / EFE

Nissan amenaza con la extinción de la planta de Barcelona

Compañía y sindicatos se enrocan en la negociación del ERE del que pende el futuro de la plantilla

04.05.2019 00:00 h.
4 min

Cuando las negociaciones parecían encarriladas, todo ha saltado por los aires en Nissan. Sindicatos y empresa se levantaron en la madrugada del viernes de la mesa de negociaciones sin arrancar un acuerdo favorable para 600 de los trabajadores de las dos plantas de Barcelona, propuestos por la compañía para un expediente de regulación de empleo (ERE).

A inicios de semana, la compañía de automóviles anunciaba el aplazamiento del ERE, previsto para el 30 de abril, para favorecer la negociación con los sindicatos, mediada por el Departamento de Trabajo de la Generalitat. No obstante, la falta de acuerdo entre ambas partes abre la puerta a que los despidos se lleven a cabo en condiciones forzosas, mientras que la dirección y el comité de empresa se reprochan mutuamente haberse levantado de la mesa.

Escenario incierto

A partir de ahora se abre un escenario incierto, según señalan fuentes de la dirección de Nissan Motor Ibérica. “La pelota ya no está en Barcelona, sino en la multinacional, que deberá decidir si seguimos con el ERE o incluso si vamos a la extinción”, afirman las mismas voces.

Desde la compañía japonesa acusan a los representantes de los trabajadores de romper las negociaciones cuando todo estaba listo para firmar un “plan de salidas no traumático”. La multinacional nipona ofrecía un plan de prejubilaciones con el 85% del sueldo neto hasta los 63 años --cuando sería efectiva la jubilación-- y una prima de adhesión equivalente al 5%.

Los sindicatos piden compromiso

También se puso sobre la tabla un plan de bajas incentivadas con una indemnización de 50.000 euros más el correspondiente legal a cada trabajador. Asimismo, para los que quedaban en plantilla, la empresa se comprometía a realizar un incremento salarial del 3% entre 2019 y 2021.

Desde el comité de empresa confían en que se retomen las negociaciones tras el fin de semana y lamentan que la compañía no aceptara sus propuestas: “Si nosotros aceptamos la salida de los trabajadores con un ERE, entendemos que la empresa debe adquirir un compromiso con los que quedan y garantizar que en los próximos meses no va a salir nadie más”, explica Miguel Ángel Boiza, portavoz de CCOO en la planta de Barcelona.

Movilizaciones a la vista

En este sentido, Nissan asegura que “el futuro está garantizado” con los 70 millones de inversión para poner en marcha la nueva planta de pintura. No obstante, aunque los sindicatos consideran una “buena noticia” la construcción, señalan que no será operativa hasta 2022. “Es el tramo de tiempo hasta entonces el que nos da miedo”, señala Boiza.

Asimismo, el comité de empresa acusa a Nissan de “meter miedo” con la amenaza de volver a formalizar el ERE sin negociar previamente un preacuerdo. A este respecto, asegura que si no se produce un acercamiento la semana que viene se convocarán movilizaciones que tendrán como escenario principal el Automobile de Barcelona.

¿Quiere hacer un comentario?
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información