Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Las emblemáticas torres KIO en Madrid / EP

Madrid cae más que Cataluña en el primer trimestre de 2021

El PIB de Madrid desciende hasta un 1,2%, por el 0,3% de crecimiento de Cataluña, con una media del 0,5% de descenso para el conjunto de España

3 min

Un descenso más pronunciado en el primer trimestre de 2021 en la Comunidad de Madrid que Cataluña, que, de hecho, ha crecido. Es el dato que ofrece la AIReF –Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal— que ha calculado, con un método propio, el descenso del PIB, producto todavía del parón de la economía por las medidas para atajar la pandemia del Covid. El PIB de la Comunidad de Madrid descendió el 1,3%, por el aumento del 0,3% que experimentó Cataluña.

La apertura, por tanto, de la economía en Madrid no se habría traducido en una menor caída, aunque se trata del primer trimestre del año, entre enero y marzo. En el caso de Cataluña, con un mayor peso de la industria, y con un aumento de pedidos en todo el sector, esa caída no se ha producido, hasta ese leve crecimiento del 0,3%, por encima de la media, que ha significado un descenso del 0,5%.

La AIReF ha realizado el cálculo para todas las comunidades autónomas, con el llamado método METCAP-AIReF, a partir de los datos adelantados por el INE, que arrojó ese descenso de medio punto del PIB para toda España.

Mayor o menor apertura exterior

La caída interanual, sin embargo, fue más significativa en Cataluña, precisamente por esa misma composición de su economía y por el peso de sectores como el turismo. Entre el primer trimestre de 2020 y el primero de 2021, Cataluña sufrió una caída del 5%, mientras que la Comunidad de Madrid lo hizo en un 4%. Las comunidades que dependen más del turismo sufrieron una mayor caída, como Baleares, con un descenso del 15% del PIB interanual, o Canarias, con un 6,1%.

Las que aguantaron mejor fueron las economías menos abiertas al exterior. El PIB  de Extremadura descendió el 2,4% y Castilla-La Mancha un 2,3%. Mientras que las más dependientes de la industria, como el País Vasco, se vieron más perjudicadas, con una caída en este caso del 3,9% del PIB.