Menú Buscar
Una de las presentaciones oficiales de la nueva criptomoneda venezolana

El lanzamiento de la criptomoneda de Maduro alerta a los mercados

Venezuela pone hoy a la venta el petro, una divisa respaldada por materias primas como el petróleo y los diamantes, con la que el país quiere lograr independencia económica

20.02.2018 00:00 h.
5 min

El petro, la criptomoneda venezolana, sale a la preventa este martes, 20 de febrero. El Gobierno no ha dado mayores detalles del mecanismo de venta, pero según un documento elaborado por sus asesores y desvelado por Reuters, recomiendan vender de forma privada el 38,4% de todos los petros a un descuento de hasta el 60% del valor inicial.

Mientras el presidente Nicolás Maduro considera esta moneda un instrumento para la independencia nacional, los expertos financieros están divididos sobre sus posibles beneficios.

Las sanciones de EEUU

La administración de Donald Trump advirtió a los estadounidenses en enero que sean precavidos frente al petro, pues las sanciones financieras de Estados Unidos prohíben a los ciudadanos de ese país invertir en nueva deuda venezolana.

Los mercados se mantienen expectantes y en alerta. Los colapsos económicos e institucionales de Venezuela representan un riesgo cada vez más grave y potencialmente desestabilizador para los países vecinos y el resto del hemisferio. De las 1.689 criptomonedas que existen a nivel mundial, sólo 89 tienen algo de credibilidad.

Inversores de todo el mundo

El Gobierno de Venezuela espera atraer a inversores de Qatar, Turquía, así como de países del Medio Oriente, Europa y Estados Unidos en la preventa de su moneda digital, según anuncia Carlos Vargas, superintendente de las criptomonedas. La idea de esta moneda virtual es del fallecido Hugo Chávez, quien había previsto una “moneda fuerte respaldada por materias primas”.

“Maduro afirma que el petro estará respaldado por petróleo, gas, oro y diamantes. Sin embargo, la realidad de la propuesta del presidente no coincide con su retórica”, argumenta Steve H. Hanke, profesor de Economía Aplicada en la Universidad Johns Hopkins en Baltimore, Maryland. Hanke fue asesor del expresidente venezolano Rafael Caldera en 1995-96.

Un Estado ineficaz

 “Además de ver cómo el bolívar pierde valor generación tras generación, los venezolanos saben que el Gobierno no sabe gestionar PDVSA, la compañía petrolera estatal venezolana, ni ninguna otra cosa que toque. Todos están enterrados en una serie de atrasos en bonos incumplidos. Por lo tanto, incluso si el petro fuera convertible en mercancías, que no lo es, sería dudoso que los venezolanos confíen en su provisión de convertibilidad. Por eso está destinado al cementerio, donde se unirá al 'bolívar fuerte' de Hugo Chávez, una moneda que el expresidente fallecido dio a luz el 17 de marzo de 2007. La idea de una criptomoneda respaldada por los productos básicos es un mal nombre”, concluye Hanke.

El intento equivocado de Nicolás Maduro de crear una criptomoneda controlada por el Gobierno y respaldada por recursos naturales no es más que un esfuerzo desesperado mientras se evitan las sanciones de Estados Unidos, explica a su vez Moisés Rendón, analista del Centro de Estudios Estratégicos Internacionales.

Objetivos políticos

“El petro debe ser el instrumento idóneo para cristalizar este importante paso en la construcción continuada de nuestra independencia y soberanía sostenibles y verdaderas. Nos aproximamos a crear nuestra independencia financiera y esto es posible gracias al poderoso carácter neofiduciario de nuestro petro”. Es el argumento en que se basa Maduro para lanzar la criptomoneda.

En Venezuela, el mercado de criptomonedas ha crecido con el paso de los años. Una de las ventajas de estos activos es que permiten superar las trabas impuestas por el Gobierno en cuanto al acceso a divisas en un escenario de alta inflación y devaluación de bolívar.

Los expertos en monedas digitales Carlos Simko y Luis Romero auguran un futuro muy prometedor para Venezuela en materia de criptomonedas porque una de las ventajas que tiene el país es el costo de la luz que es el más barato del mundo. “Los equipos que construyen los bitcoin tienen un costo de energía muy elevado por lo que Venezuela es un país muy llamativo en materia de electricidad. El Estado también ha propiciado el uso de las criptomonedas, por lo que Venezuela puede convertirse fácilmente en el primer país criptoactivo del mundo”, señala Romero.