Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Imagen de la localidad de La Tallada d'Empordà / CG

La Tallada d'Empordà termina julio con 19 personas en paro

Un total de dos personas han encontrado trabajo en la localidad en el último mes

2 min

El municipio de La Tallada d'Empordà ha terminado julio con un descenso en el número de parados hasta las 19 personas que actualmente se encuentran sin trabajo en la localidad, según el Instituto de Estadística de Cataluña (Idescat).

En total, son dos personas menos en paro en comparación con el mes pasado, en una coyuntura marcada por la crisis de la pandemia de coronavirus. Estos valores reflejan un descenso del 9,52% con respecto al mes anterior, cuando el municipio acabó el periodo con 21 personas sin empleo.

El sector servicios, el más afectado

El sector servicios es el más azotado en la localidad según los últimos datos publicados. El Departamento de Trabajo, Asuntos Sociales y Familias advierte de que en La Tallada d'Empordà hay un total de 16 personas de esta actividad que no encuentran trabajo y que representan un 84,21% del total de desempleados. Por orden descendente, le siguen industria (5,26%), construcción (5,26%) y agricultura.

La causa principal de estas cifras es la normatva de clausura de todos aquellos comercios no esenciales como mecanismo de actuación para evitar nuevos contagios en la tercera ola del coronavirus, que se produjo como consecuencia de la relajación de medidas durante el final de las fiestas de Navidad. Son muchas las autonomías del conjunto de España que aprobaron esta medida, junto con Cataluña. Los Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) han ayudado a frenar la tasa de paro y la destrucción de estos empleos. Esto ha permitido a los afectados mantener su trabajo a pesar de las consecuencias de la pandemia.

Hombres entre 60 y 64 años

Por género, los datos de este mes nos han dejado con una notable diferencia en la proporción entre hombres y mujeres desempleados en el municipio. En concreto, hay 12 parados frente a siete paradas.

Por grupos de edad, el más afectado por el paro es el de adultos entre 60 y 64 años, con cinco personas actualmente desempleadas.