Menú Buscar
Previsiones de crecimiento del PIB 2015 - 2016 realizadas por AQR-Lab y Cambra.

La Cambra de Comerç se mete en política: pide un Gobierno que siga con las reformas

La institución prevé que el PIB catalán crezca el 2,8% en 2016, una cifra que podría mejorarse por la evolución del precio del crudo y las políticas expansionistas del BCE

5 min

La Cambra de Comerç de Barcelona se ha saltado su prudencia habitual ante cualquier valoración política y ha reclamado a los partidos políticos inmersos en la negociación para formar un Gobierno central un gran pacto para continuar con la agenda de las reformas económicas e iniciar el cambio constitucional necesario para abordar las “reformas territoriales necesarias y solucionar la cuestión catalana”, en palabras de su presidente, Miquel Valls.

El ejecutivo no se ha referido en ninguna ocasión a la gran coalición ni por la fórmula por la que ha apostado públicamente Felipe González, pero sí que ha habido referencias entre líneas a que esta es la opción preferida por los empresarios de laq Cambra.

Estabilidad presupuestaria

“Es muy importante que el futuro Gobierno no dé ni un paso atrás en la agenda reformista”, manifestó el líder de la Cambra catalana. Los tres principales retos que están sobre la mesa son reducir la tasa de paro con más programas de formación y fomento a la emprendedoría y ejecutar definitivamente una simplificación administrativa, incrementar las infraestructuras de transporte, el casto en I D y la formación dual para ampliar la competitividad.

Las dos primeras medidas encajarían en los programas de las formaciones de izquierdas. Es la tercera petición la que decanta la balanza: que por encima de cualquier política se defienda la estabilidad presupuestaria con ajustes del gasto público y medidas de dinamización de la actividad económica. Valls incluso hizo alusión al préstamo de 40.000 millones de euros de la Unión Europea para el rescate bancario y los compromisos de control del déficit público al que ha llegado el Gobierno saliente. “Hay un programa pactado con la Comisión Europea que se debe cumplir”, sentenció Valls.

Confianza en el Govern

En Cataluña, la Cambra ha dado un voto de confianza al nuevo Ejecutivo de nueva creación. Valls ha manifestado que las primeras declaraciones públicas apuntan “a que se harán las cosas con coherencia, realismo y con una preocupación especial por la economía y los aspectos sociales”. Estas palabras gustan a la institución y a sus afiliados, que mantienen los indicadores de confianza empresarial en niveles máximos.

El informe de coyuntura económica confirma que el crecimiento económico catalán se relajará en el primer trimestre de 2016 tal y como estaba previsto tras una segunda mitad de 2015 en el que el avance del PIB se había acelerado. La Cambra confirma que Cataluña cerró el ejercicio con un crecimiento global del 3,2%, más del doble del año anterior, y prevé que la expansión en 2016 se mantenga en el 2,8%.

Revisión al alza

La institución alerta que revisará las cifras al alza si el petróleo continúa en precios mínimos y si el Banco Central Europeo mantiene los estímulos monetarios sin ninguna modificación.

En tasas trimestrales, mientras que en la recta final del año el PIB creció a un ritmo del 3,7% el valor se tranquilizará hasta el 3,5% en los tres primeros meses de 2016. El sector exterior continuará en tasas negativas por el avance de las importaciones --se espera que en todo el ejercicio crezcan el 5,5% frente a un avance del 5% de las exportaciones-- y el consumo privado avanzará el 2,8%.

Niveles de antes de la crisis

La relajación del avance del PIB también tendrá su efecto en el capítulo de la ocupación. Mientras que en 2015 el empleo creció el 3,5%, en el ejercicio que acaba de empezar la tasa se relajará hasta el 2,8%.

Con todas estas cifras, la Cambra muestra su optimismo porque tanto España como Cataluña han recuperado los niveles de crecimiento de antes de la crisis con una economía mucho más saneada (no depende tanto de la construcción, ya que el principal sector que impacta en el PIB es el turismo). Afirma que la recuperación es incipiente. Todo depende del futuro Gobierno central.