Menú Buscar
José Luis Escrivá, presidente de la Airef, en el centro de la imagen.

La autoridad fiscal critica al Gobierno por incumplir con el déficit

La Airef había avisado en 2014 de que el desajuste superaría los objetivos comprometidos con Bruselas, pero se queja de que Rajoy no hiciera caso 

Redacción
3 min

El presidente de la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF), José Luis Escrivá, ha criticado duramente este miércoles al Gobierno por no haber seguido las recomendaciones de la organización cuando ya en 2014 avisaba del riesgo de incumplimiento de los objetivos de déficit público.

Como consecuencia, anticipa que el repunte del saldo negativo de las cuentas públicas, hasta el 5,16% del PIB en 2015, tendrá una inercia que arrastrará el déficit hasta algo más del 4% en 2016, frente al 2,8% previsto. El Banco de España calcula que el déficit se situará en el 4,4% y que en 2017 será del 3,4%, el doble del 1,7% comprometido.

La Airef es una institución independiente de control fiscal del Gobierno creada a instancias de la Comisión Europea.

La cosa irá a peor

Una vez cerrado el ejercicio 2015 con una desviación de las cuentas públicas desde el 4,2% del PIB previsto hasta el 5,16%, Escrivá ha avanzado que el riesgo de incumplimiento del objetivo para 2016 (2,8%) "se ha acentuado, más aún cuando el comportamiento previsto de la Seguridad Social "va a ser peor".

En su opinión, "es triste" que el Gobierno, teniendo en su mano las herramientas deficientes para, con estos elementos preventivos, reconducir el déficit, no lo haya hecho, y "el ajuste venga de fuera" en forma de recomendaciones de la Comisión Europea.

La regla del gasto

"España cuenta con las herramientas adecuadas para garantizar la sostenibilidad de las finanzas públicas", pero "dichas herramientas no se han terminado de aplicar", señala AIReF en sus informes en alusión a la regla del gasto.

La directora de Análisis Prespuestario de AIReF, Cristina Herrero, ha sido la encargada de criticar que "no hay medidas en general para reducir el déficit" entre las comunidades autónomas, las principales incumplidoras, salvo en el caso de Aragón y Baleares.

Debate simplificado

Además, ha lamentado que se haya producido una simplificación en el debate sobre estas administraciones que ha llevado "hacer héroes a las que han cumplido y demonios a las que no", sin tener en cuenta las "variables" que han entrado en juego en cada caso concreto.

Según Herrero, la cuenta que se puede hacer es eliminar para 2016 las operaciones no recurrentes del 2015, lo que equivale el 0,3% o 0,4% del PIB y que no se repetirán en 2016, mientras que casi un punto podría venir de la recuperación cíclica de la economía y el menor gasto en tipos de interés. El resto serían medidas que "en este momento no están sobre la mesa", ha dicho Cristina Herrero. Ello implicaría un corrección de un punto del PIB, unos 10.000 millones de euros, a partir de medidas de ajuste.