Menú Buscar
John Hoffman, junto al director general de GSMA, Mats Granryd, organizadores del Mobile cancelado por el coronavirus / EUROPA PRESS

Todo lo que hay que saber sobre las indemnizaciones por la cancelación del Mobile

¿Qué es causa de fuerza mayor? ¿Se pudo evitar la suspensión del MWC? Los expertos creen que hay recorrido judicial para hacer reclamaciones millonarias

10 min

El Mobile World Congress estaría funcionando a pleno rendimiento si sus organizadores no hubieran decidido cancelar esta gran feria de telefonía debido a la propagación del coronavirus. A pesar de que las autoridades insistían en que no se corría ningún riesgo sanitario, GSMA decidió suspender el evento debido al alud de bajas de grandes empresas. Las que decidieron seguir podrían reclamar indemnizaciones millonarias, tanto por los pagos realizados como por los gastos y costes en los que se incurrieron tanto a nivel de montaje de stands, desplazamiento de directivos, organización de equipos, etc. También existe la posibilidad de que reclamen por daños morales o lucro cesante, también contemplados en la normativa española.

Esta situación genera diversos interrogantes que Fernando Sanahuja, abogado de Sanahuja Miranda y especialista en Responsabilidad Civil y Seguros, responde:

1. ¿Qué ocurrirá con las reclamaciones por la cancelación del MWC?

Se deben tener en cuenta los condicionantes de las diferentes pólizas y hay que diferenciar entre las pólizas que pueda tener el organizador (MWC) y las que tengan los proveedores de las diferentes empresas que allí tenían stand.

"Como nos estamos dirigiendo a cualquier perjudicado (empresa, particular, autónomo) que iba a prestar un servicio contratado con anterioridad y sabe que le han cancelado de ayer para hoy el servicio, será necesario determinar contra quién se puede reclamar y si tiene posibilidad y viabilidad de éxito dicha reclamación", afirma Sanahuja.

Trabajos de desmontaje del Mobile World Congress (MWC) / EP
Trabajos de desmontaje del Mobile World Congress (MWC) / EP

Se tiene que tener en cuenta qué se establece en los contratos que se tengan con el proveedor o con la empresa o, si es el caso, directamente con el Mobile (esto depende de la relación contractual que pueda haber). En primer lugar, se debe mirar qué pone el contrato y, probablemente, para el caso, que no aparezca nada de una causa de fuerza mayor como pueda ser esta del coronavirus, atender a la regulación del Código Civil y la jurisprudencia que lo interpreta.

2. ¿Qué supone la “causa de fuerza mayor” alegada por los organizadores del MWC?

El consejero delegado de GSMA, John Hoffman, expresó su tristeza por la cancelación del evento a causa del coronavirus y su compromiso para realizarlo nuevamente en 2021 en Barcelona. Y adujo “causa de fuerza mayor”.

“Causa mayor” es un concepto jurídico complejo en condiciones normales y más en este supuesto. Está regulado en el artículo 1.105 del Código Civil y dice literalmente: “[…] nadie responderá de aquellos sucesos que no se hayan podido prever o que previstos fueran inevitables”. Aquí es donde viene la discusión jurídica ya que la existencia del coronavirus, para cualquier persona --a excepción de por ejemplo un círculo muy cerrado como la OMS, que pudieran saber que existía esa probabilidad-- no tenía relevancia hasta hace apenas unos pocos días/semanas.

3. ¿Qué hechos hay que tener en cuenta para la valorar si la cancelación era evitable o no?

La OMS y su representante europea estuvieron explicando los días previos a la cancelación que España no tenía ningún caso de coronavirus ni riesgo de esta enfermedad.  Además, el ministro de Sanidad estuvo explicando que no había riesgo y que, en todo caso, estaban preparados para lo que pudiera pasar. La Consejería de Salud de la Generalitat  se expresó en idénticos términos. Fira de Barcelona sostenía lo anterior en cuanto al nivel organizativo y de seguridad. Por ello, hay que valorar si estamos ante un caso inevitable, si estamos o no delante de una causa de fuerza mayor, el riesgo “vital” para los participantes y las medidas de seguridad al respecto que los organismos de Salud indicaban.

El ministro de Sanidad, Salvador Illa, hablando sobre el coronavirus / EUROPA PRESS
El ministro de Sanidad, Salvador Illa, hablando sobre el coronavirus / EUROPA PRESS

Por otro lado, hay que atender a la capacidad que tiene este virus de infectar a las personas, como pueden ser los empleados de cualquier empresa que pueda ir al Mobile, los mismos organizadores así como los visitantes al mismo y la ciudadanía, evidentemente y las cuarentenas que ya existían antes de su celebración.

"En definitiva, estamos en este punto sobre la inevitabilidad o no de la cancelación por el riesgo del coronavirus o bien si su cancelación ha sido una (difícil) decisión del organizador a raíz de las bajas de las mayores empresas del sector por el miedo al virus que no tiene porqué ser un elemento objetivo, al menos en España, con la capacidad de contraer el virus", afirma el abogado.

4 ¿Reclamarán las empresas?

Seguramente sí, habrá muchas reclamaciones, porque es un tema del todo discutible. Si se valora la posición de cualquier perjudicado, no hay ninguna causa para que se haya hecho la cancelación del Mobile. Esto es así. La OMS dice que no hay riesgo y que se puede celebrar con seguridad para la salud.

Si la OMS hubiera hablado de una pandemia, el escenario hubiera sido diferente. Cabe preguntarse si, en el escenario actual, ¿se puede hablar de denuncias penales por incumplimiento de contrato? Sanahuja cree que sí. Se trata de cláusulas penales dentro de  un contrato civil. Esto significa que se establece un “daños y perjuicios” en caso de incumplimiento del contrato.

Un trabajador asiático con mascarilla junto al pabellón del Mobile World Congress (MWC) tras la cancelación de la feria por la crisis del coronavirus / EP
Un trabajador asiático con mascarilla junto al pabellón del Mobile World Congress (MWC) tras la cancelación de la feria por la crisis del coronavirus / EP

"En este caso, por ejemplo, un proveedor que tiene producto y evidentemente lo ha tenido que adquirir previamente a la celebración del Mobile, tiene un problema obvio, porque tienen unos gastos en virtud de un contracto como proveedor del Mobile y se le ha cancelado de hoy para mañana. De esto hay miles", explica el letrado.

La reclamación, por tanto, es evidente. En cuanto a la judicialización del caso, será un tema que habrá mucha casuística puesto que la causa de fuerza mayor y el caso de la suspensión por el coronavirus tiene muchas aristas y; ciertamente, no parece que el motivo efectivo o real de la suspensión sea el riesgo vital por dicho virus sino el “miedo” que éste ha generado a las grandes empresas del sector que han dado lugar a sus cancelaciones.

“Lo que es relevante es si estamos ante una causa de fuerza mayor o no y aquí, al final, habrá muchas demandas que se acabarán presentando y será la Audiencia Provincial que acabará diciendo si es una causa de fuerza mayor o no”, explica el letrado.

5 ¿Sería diferente si la cancelación fuera por la OMS o el Govern?

Cuando las instituciones celebraron la reunión y la rueda de prensa para informar de la cancelación, hubo dos versiones: una que decía que se podía haber celebrado y otra que no. No había riesgo ni prohibición médica porque, si existiera, lo primero que habrían hecho es cerrar el espacio aéreo. Hoffmann explicó que tuvo muchas bajas de las principales empresas y que realmente celebrar un Mobile sin las quince o veinte empresas punteras, no tiene sentido. Aquí es donde se tiene que valorar la decisión de GSMA, debido a las bajas de estas otras empresas y esto, de cara al proveedor, si es suficiente o no de cara a la existencia de una causa de fuerza mayor.

Para el abogado es un tema que jurídicamente es “bonito” pero no es blanco o negro. Este asunto tiene muchos matices, y se tendrá que estudiar caso por caso.

“Se tendrá que entrar en la valoración de si estamos delante o no de un caso de fuerza mayor y si esto es el motivo por el cual una empresa (cualquiera de las que dijo que no vendrían) dejaron de hacerlo. Y lo que ellos argumentan es que era por el riesgo que podría tener sobre sus empleados por el tema del coronavirus con una consecuencia penal para los directivos y CEO.

Destacadas en Business