Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Instalaciones de Iberdrola / EUROPA PRESS

Iberdrola reduce un 10% su beneficio por las medidas del Gobierno y la inflación

El resultado sin extraordinarios se elevó un 5,2% en los nueve primeros meses del año, en los que las inversiones alcanzaron los 7.000 millones de euros, un 6% más

3 min

Primeros efectos de la fuerte subida de los precios de la electricidad y de las medidas del Gobierno para paliar su impacto en el recibo en las cuentas empresariales. Iberdrola registró un beneficio neto de 2.408 millones de euros en los nueve primeros meses del año, un 10,2% menos, debido a la repercusión negativa de extraordinarios como los mencionados, además de las cargas fiscales adicionales en España y Reino Unido.

Con la exclusión de estos elementos, el resultado ordinario se elevó un 5,2%, hasta 2.688 millones de euros, de acuerdo con la nota remitida por la compañía a la Comisión Nacional del Mercado de Valores.

Un 10,7% más de Ebitda

Iberdrola atribuye hasta un 40% de este impacto a los efectos del Real Decreto Ley aprobado de urgencia por el Gobierno para amortiguar el efecto de la fuerte subida de los precios de la electricidad en el coste del recibo de la luz.

Mientras, el resultado bruto de explotación aumentó un 10,7%, hasta 8.165 millones de euros, gracias sobre todo a la aportación de los mercados de Brasil y EEUU.

Inversiones al alza

De esta cifra, el 87% procedió de los negocios de renovables y redes, que también acaparan una parte mayoritaria de las inversiones del grupo. Esta partida alcanzó los 7.036 millones de euros, un 6% que en el periodo comprable de 2020, con el 77% destinado a mercados internacionales y el 90% a energía verde, tecnologías de almacenamiento y redes inteligentes.

En España, las inversiones de Iberdrola han aumentado un 21%, hasta 1.593 millones, centradas igualmente en los segmentos citados.

Más renovables

Estos números han permitido a la compañía incrementar su capacidad renovable operativa a septiembre a más de 37.300 megavatios (MW). En los últimos 12 meses, Iberdrola ha puesto en marcha 3.738 MW verdes, de los que 1.128 MW corresponden a eólica terrestre; 1.519 MW a solar fotovoltaica; 880 MW a hidroeléctrica y de bombeo; y 112 MW a almacenamiento con baterías.

Por su parte, el flujo de caja se elevó un 7,2%, hasta los 6.412,4 millones de euros, al tiempo que la liquidez supera los 19.000 millones de euros y cubre 19 meses de necesidades de financiación. Con una vida media superior a los 6 años, el endeudamiento neto a tipo fijo asciende aproximadamente al 68% con una alta protección del balance ante procesos inflacionistas.