Menú Buscar
Captura de la página web de la empresa de ventas online Groupalia / CG

Groupalia acumula impagos de salarios en vísperas de Navidad

La empresa de venta online de cupones de regalos debe los sueldos de noviembre a trabajadores y proveedores

3 min

Groupalia debe los salarios de noviembre a sus trabajadores. La compañía de venta online de cupones para regalo entró en crisis hace más de medio año. Tampoco los proveedores han cobrado. Los retrasos son habituales, pero este mes ya han pasado más de 15 días desde que se debió cobrar la nómina de noviembre. Es la primera vez que no paga el sueldo a sus empleados.

Comisiones Obreras (CCOO) ha denunciado los impagos a Inspección del Trabajo y al Tribunal Laboral de Cataluña. Pero los sindicatos son conscientes del mal estado de las cuentas de Groupalia: la empresa ha reducido la plantilla en un 65% en los últimos 10 meses. La solución, aun a través del tribunal, no será rápida ni sencilla.

Supuestas bajas voluntarias en Groupalia

A medida que Groupalia pierde trabajadores, suma denuncias. En menos de un año, ha pasado de tener 75 empleados a solo 25, la gran mayoría por bajas incentivadas según los sindicatos. Y este es precisamente el otro motivo de protesta de CCOO: las presiones de la directiva para que el despido no le cueste.

Una vez pedida la baja voluntaria, se estaría contratando de nuevo a los trabajadores en otra de las empresas del grupo que también se dedican al mismo sector de la venta de cupones. Let's Bonus pasó a formar parte del holding de Groupalia en agosto, junto con Ofertix y Nice&Crazy. Los sindicatos piden que este cambio se haga mediante una subrogación del contrato, ya que de otra manera pierden la antigüedad y los derechos adquiridos.

¿El fin del auge de regalar experiencias?

Groupalia, constituida en 2010 en Barcelona, es una empresa cuponera, que ofrece planes de ocio con descuentos. La compañía hace de mera intermediaria entre los vendedores de bienes o servicios y el cliente final. Su función es ofertar la mercancía en el escaparate de su web y llevarse la comisión de la transacción.

Desde viajes y restaurantes hasta salud y belleza, con planes de spa, masaje o peluquería. La firma también se atrevió con cursos y formación, especialmente online, con enseñanza de idiomas y con el auge de los llamados masters que no siempre corresponden a estudios universitarios. Además, bajo una amplia miscelánea de "productos exclusivos" se ofertan todo tipo de artilugios electrónicos, vitaminas y hasta patas de jamón o números de lotería.

Los descuentos, según proclama la propia web, llegan hasta el 90%. La deducción del precio, sin embargo, se hace sobre una hipotética precio inicial que cada empresa establece. Pero la moda de regalar experiencias parece que empieza a remitir. Al menos, para Groupalia.