Menú Buscar
Un repartidor de Glovo recibiendo un pedido / EP

Glovo apunta a que el ‘rider’ muerto usaba la cuenta de un tercero para trabajar

La compañía asegura que “asumirá todos los gastos equivalentes” que hubiera cubierto el seguro privado de los repartidores

27.05.2019 19:23 h.
5 min

Glovo ha anunciado este lunes que el joven nepalí de 22 años que falleció este fin de semana mientras realizaba un servicio de la compañía “no estaba registrado como repartidor”. En un nuevo comunicado de prensa, señala que las pesquisas que ha realizado hasta la fecha apuntan a que “pudiera estar utilizando la cuenta de un tercero” y por eso tenía en su haber una mochila de la compañía.

Asimismo, insiste en que el fallecimiento de rider se debe a un “accidente de tráfico”. Mantiene su negativa de categorizar el trágico suceso como accidente laboral a pesar del aluvión de críticas que ha recibido en este sentido. La start up ha sido acusada de explotar a sus empleados e incluso CCOO ha movido ficha y le ha exigido que asuma sus responsabilidades.

Asunción de gastos

La compañía sí ha respondido a esta petición. Ha anunciado que “asumirá todos los gastos equivalentes a los que hubiera cubierto el seguro privado” con el que cuentan los repartidores de la plataforma “a pesar de que el repartidor fallecido no era colaborador de Glovo”. Además, ha anunciado que ya se ha puesto en contacto con la familia del fallecido.

También asegura que cuenta con esta cobertura para todos los trabajadores “desde hace más de un año y medio”. Los riders, que han mantenido sus protestas durante la jornada, aseguran que desconocen cómo se pueden acoger a esta salvaguarda. Incluso los que han sufrido caídas o accidentes menores durante los repartos.

Contrato de repartidor

Los portavoces de Glovo también han manifestado que todos repartidores que se apuntan a la plataforma reciben “sesiones de información” sobre cómo realizar su trabajo. Entre ellos, un “apartado que cubre la normativa de seguridad vial” que se incluye en el “contrato que les vincula como repartidores”.

Vehículos de la Guardia Urbana en la escena del atropello a un trabajador de Glovo / EFE

Vehículos de la Guardia Urbana en la escena del atropello a un trabajador de Glovo / EFE

No se les considera personal de plantilla, pero sí mantienen una relación laboral por los servicios que prestan a cambio de un remuneración.

Investigación

Glovo ha reiterado que colabora de forma estrecha con las autoridades que han iniciado una investigación sobre el caso. “La compañía sigue analizando los datos en colaboración con las autoridades para esclarecer los hechos”, ha puntualizado.

El resultado de la investigación será capital para medir el grado de implicación de la compañía con el accidente. Es decir, ante el pago de una eventual indemnización a la familia del trabajador.

Denuncia de particulares y establecimientos

A modo de aviso, ha remarcado que la “cesión de cuentas a terceras personas” resulta una “práctica ilegal”. Además, “dificulta que se pueda entregar el material didáctico en seguridad vial” que se ofrece a los riders y les apea del “seguro contratado por Glovo”.

La compañía ha creado a raíz del accidente “mecanismos” para que los usuarios y los establecimientos puedan denunciar que el repartidor que le ha entregado su pedido es distinto al propietario de la cuenta. No sería sumamente difícil de comprobar, ya que está identificada con una fotografía de carné y después de la entrega de cada pedido se pide al cliente una valoración del servicio.

Glovo advierte de que si verifica que algún rider subcontrata parte de su trabajo, la cuenta será cancelada de forma “inmediata y permanente”. Por lo que se perdería el gran objetivo de esta medida: realizar más entregas y subir en el ranking interno de repartidores, hecho que según los sistemas de la plataforma, te permite recibir más pedidos.

Atropello

El accidente mortal del empleado tuvo lugar la madrugada de este domingo a las 23:30 horas. El joven atravesó la confluencia de las calles Gran Vía y Balmes y fue atropellado por un camión de la basura por motivos que aún se desconocen. Falleció casi al instante.