Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Imagen de un repartidor de Glovo con una mochila de la empresa / EP

Glovo impugna las primeras contrataciones de repartidores tras la 'ley rider'

La plataforma recurre las altas en la Seguridad Social pese a las obligaciones de la nueva normativa

3 min

Glovo pasa a la ofensiva contra la ley rider. La plataforma de reparto a domicilio ha empezado a impugnar las primeras altas de sus trabajadores en la Seguridad Social tras la entrada en vigor de la nueva normativa.

La startup capitaneada por Oscar Pierre ha advertido de que recurrirá estas contrataciones para anular su validez. "Queremos informarte de que no estamos de acuerdo con dichas altas, por lo que las impugnaremos", ha comunicado directamente a algunos de los afectados.

Glovo se escaquea

Glovo incluso anima a los repartidores a rechazar su alta de forma personal: "Esto es debido al proceso de inspección que se está llevando a cabo por parte de la Inspección de Trabajo y Seguridad Social. (...) Adicionalmente, si lo deseas, estás en pleno derecho de impugnar el alta individualmente (es decir que tú, personalmente, rechazas su validez". Por su parte, un portavoz de la compañía ha asegurado que estos comunicados son previos a la entrada en vigor de la ley rider.

Desde el pasado 12 de agosto, la legislación obliga a convertir en asalariados a los falsos autónomos que trabajan para las principales apps de delivery. Mientras algunas plataformas como Deliveroo han anunciado que cesarán su actividad en España, otras como Just Eat se han sentado a negociar un convenio de empresa.

Denuncia de CCOO

Glovo ha optado por un doble enfoque. Por un lado, ha prometido que integrará a cerca de 2.000 empleados --aproximadamente el 20% de su plantilla--. Pero en paralelo ha implementado una serie de modificaciones en su algoritmo para intentar reducir los indicios de laboralidad de su flota y así mantener su actual estatus laboral.

Esta estrategia ha sido criticada por CCOO, que ha asesorado las denuncias de varios repartidores ante Inspección de Trabajo. La secretaria de nuevas realidades laborales, Carmen Juares, ha arremetido contra la privada por "no pagar ninguna nómina desde que se aprobó la ley rider".

Macrojuicio en 2022

"No tenemos constancia de que ningún repartidor haya salido del RETA (Régimen Especial de Trabajadores Autónomos) para pasar a tener un contrato. Los repartidores continúan siendo falsos autónomos", ha declarado. Actualmente, el sindicato tiene abierto otro contencioso contra la startup por las condiciones laborales del personal de los supermercados de Glovo, que celebraron su primera huelga la semana pasada.

Juares espera que las denuncias ante Inspección de Trabajo modifiquen la actitud de la plataforma y pone la vista en un macrojuicio previsto en abril de 2022 para hallar una solución definitiva al conflicto.