Menú Buscar
El Consejo Asesor de Infraestructuras de Cataluña, adscrito a Foment del Treball, está presidido por Francisco Gutiérrez (c) / FT

La patronal catalana pide medir los beneficios antes de invertir en infraestructuras

El consejo asesor del sector de Foment del Treball reclama analizar cuánto costará un proyecto constructivo desde el punto de vista económico, social y ambiental

13.06.2018 17:40 h.
3 min

El Consejo Asesor de Infraestructuras de Cataluña, organismo adscrito a Foment del Treball, ha reclamado este miércoles que antes de iniciar una inversión en el sector se testee la relación costes-beneficios. Y desde tres parámetros clave que considera que ofrecen las máximas garantías sobre la utilidad futura de la vía: el retorno económico, el social y el ambiental.

Todo ello, con la máxima transparencia y eficiencia. El segundo informe publicado por la organización concluye que la ciudadanía debería tener acceso de forma sencilla a toda la información de este análisis.

Uso responsable de los recursos

Afirma que involucrarlos en todo el proceso, desde la planificación a la entrada en marca, facilita que la opinión pública considere que la opción que se ha escogido es la mejor para el interés común. O, lo que es lo mismo, que se hace un “uso más responsable de los impuestos y de los recursos públicos”.

De nuevo, asegura que la planificación de las infraestructuras se debe realizar a largo plazo. Debe tener un periodo de vigencia de entre cinco y 10 años, con independencia de los ciclos electorales que juegan en estos momentos juegan un “papel determinante a la hora de fijar los calendarios de obras”, advierte el consejo asesor.

Planificación a largo plazo

Es decir, acabar de forma definitiva con la típica planificación en que las inauguraciones de vías claves se dejan para el final de los mandatos como una palanca más para facilitar la reelección. Es decir, se proyecta más con un uso político que no de eficiencia.

“La planificación a largo plazo también permitiría a las empresas prever volúmenes de trabajo y ajustar sus propuestas a los sucesivos procesos de licitación pública”, añade el grupo de trabajo de la patronal catalana. Además de exigir que se valoren criterios cualitativos y cuantitativos para alcanzar la inversión eficiente.

Colaboración público-privada

Todo ello, mediante una colaboración público-privada que aligeraría los presupuestos de las Administraciones y facilitaría la planificación. El consejo asesor indica que estos parámetros ayudarían a revertir una situación anómala que se perpetua en las grandes inversiones en infraestructuras.

Lamenta que muchos de los proyectos que se impulsan en estos momentos en el momento en que entran en marcha ya están desfasados. Por todo ello, incide en mejorar la planificación para conseguir que sean más útiles.

¿Quiere hacer un comentario?
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información